El Celta desaparece tras el descanso

X.R.CASTRO VIGO

GRADA DE RÍO

SUSANA VERA

Los vigueses tiraron de efectividad par irse al descanso con 1-2, pero en la segunda parte el Real Madrid rentabilizó las facilidades defensivas para golear

13 sep 2021 . Actualizado a las 21:26 h.

El Celta puso en duda la fiesta del Real Madrid en el primer tiempo, pero sucumbió en el segundo, y sigue sin conocer el triunfo después de cuatro jornadas. Los vigueses fueron efectivos durante el acto inicial y se adelantaron dos veces con goles de Santi Mina y Franco Cervi, pero en el segundo los blancos hicieron diana en casi todas sus intentonas y acabaron goleando. En gran medida, por la colección de licencias defensivas de los visitantes en su pasillo central.

El equipo vigués no quería ser invitado en la fiesta de reinauguración del Bernabéu y no se cegó con los focos ni el glamur que desprendía el partido. Con las novedades esperadas de Jeison Murillo y Cervi, salió a lo suyo y a los tres minutos le enseñó los dientes al Madrid. Aún no se había desprendido del chaqué los blancos y Santi Mina ya había marcado después de un robo de balón muy alto y una pared con Iago Aspas.

Pero fue marcar y desaparecer. El Madrid puso su música a todo volumen, Vinicius comenzó a correr como un poseso, el Celta se hundió demasiado y el partido se convirtió en una sucesión de fuegos artificiales dentro del área viguesa. Dituro desvió un par de ellos (uno al argentino y otro a un hiperactivo Hazard), pero no pudo con un remate franco de Benzema.