El Celta ve factible cubrir los 7,5 millones por ventas del tope salarial

LA VOZ VIGO

GRADA DE RÍO

XOAN CARLOS GIL

Los vigueses tienen hasta el 30 de junio para justificar esa cantidad ante la LFP de cara a cumplir con el límite salarial y que este no se vea afectado el próximo curso

16 jun 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El Celta hizo una previsión de 7,5 millones de euros por ventas que incluyó en la documentación para el tope salarial de la temporada 20/21. Esta partida debe ser justificada ante la LFP a 30 de junio de 2021, la fecha en la que se cierra el ejercicio contable, y el conjunto vigués confirmó que está cerca de alcanzarla.

En la misma aparecen para justificarla las ventas de Pione Sisto, Álvaro Vadillo y Stefan Bajcetic Maquieira, la plusvalía generada por Andrew Hjulsager en su fichaje por el Gent y la de Rodrigo Moreno al Leeds, amén de otros conceptos. En caso de producirse la venta de Okay antes del último día del mes en curso, la cifra se dispararía y ya contaría de cara al tope salarial de la próxima temporada, igual que las rescisiones de Jozabed y Juncà, anunciadas en la jornada de ayer, ya que liberan masa salarial de cara al próximo curso. En el hipotético caso de no cumplir, esa cantidad le pasaría factura en el límite salarial del siguiente ejercicio.

 

La campaña 20/21 ha sido la más dura en términos económicos para los clubes del fútbol profesional. Todos ellos han tenido que ajustar al máximo sus presupuestos y sus respectivos límites salariales toda vez que la LFP ordenó retirar los conceptos de ingresos por entradas y abonados anta la falta de público en los estadios por la pandemia.

De un modo paralelo, las transacciones entre equipos quedaron reducidas a lo testimonial, lo que también mermó de un modo considerable los ingresos de clubes tradicionalmente vendedores como el Celta. Los vigueses, que dispusieron finalmente de un tope salarial de 61,5 millones tras la revisión en el mercado invernal, consignaron 7,5 millones por ventas que deben acreditar a 30 de junio ante la patronal del fútbol español.

La dirección viguesa confía en alcanzar esa cifra. «Estamos cerca», confirmó una fuente próxima a la cúpula del conjunto vigués a La Voz. Las cuentas, pendientes de confirmación, hablan de un ingresos mínimos de 2,5 millones por la venta de Pione Sisto al Midtjylland, además de unas variables que no han sido desveladas. Álvaro Vadillo, con su traspaso al Espanyol por la compra obligatoria por el ascenso, deja en caja 1,8 millones. Estas dos ventas aseguran un mínimo de 3,2 millones, casi la mitad de los 7,5, pero hay que añadirles la salida del juvenil Stefan Bajcetic Maquieira al Liverpool, realizada a principios de año, y dos plusvalías: la de Rodrigo Moreno, que fue traspasado al Leeds por 40 millones de euros, lo que dejó en caja medio millón de euros en concepto de derechos de formación, y la más reciente, la semana pasada, de Andrew Hjulsager desde el Oostende al Gent. El equipo de la ciudad belga de Gante pagó 1,8 millones por el danés, cuya contribución a las arcas del Celta, que se había quedado con un pequeño porcentaje, podría rondar los 300.000 euros. Estas cantidades se verán completadas con otros conceptos que invitan al club a pensar en cubrir el objetivo a 14 días vista.

Los 7,5 millones incluso se podrían quedar cortos si en este espacio de tiempo el conjunto vigués cierra el traspaso de Okay Yokuslu, que según su agente tiene a cuatro equipos interesados en hacerse con sus servicios. La intención del Celta es recuperar al menos la inversión que hizo de seis millones cuando lo fichó del Trabzonspor en el verano del 2018. De ser antes del 30 de junio, la operación ampliaría el tope salarial para la próxima temporada.