El Celta mete presión con efectividad

Un gol de Nolito en el único tiro a puerta le da a los vigueses su cuarto triunfo consecutivo ante el Getafe: 1-0

El Celta se fue a descansar en la noche del miércoles metiéndole presión al Villarreal. Marcando en su único tiro a portería ante el Getafe y resistiendo con orden las embestidas de una escuadra metida en problemas que se obceca en los últimos metros. El equipo de Eduardo Coudet se ha vuelto camaleónico y resiliente, capaz de enlazar cuatro victorias consecutivas pese a arrastrar una plaga de bajas. Y como consecuencia, la utopía de Europa sigue siendo posible.

Si el fútbol se rigiera por los números del baloncesto, el Celta firmó en esta ocasión un 100 % de efectividad: un tiro, un gol. El acierto, en singular, fue el mejor aliado del Celta ante un Getafe que de inicio salió intenso, demostrando lo que se jugaba, con buenos peloteros en el once, y que asfixiaba la salida de balón de un equipo vigués que se vio obligado a recurrir al juego en largo.

Ese dominio y un buen puñado de centros laterales no llegaron a convertirse en ocasiones reales de gol para los azulones, y sin embargo en la primera llegada del Celta, tras una jugada asociativa, apareció Iago Aspas para aclarar el panorama, Denis Suárez para centrar, Santi Mina para prolongar el balón de cabeza y Nolito para adelantar a los vigueses. Era el primer disparo local entre palos tras un remate de Joseph Aidoo que bloqueó la defensa visitante.

El 1-0 bloqueó al Getafe, que reculó y le dio un respiro al Celta, que aprovechó para defenderse con el balón y que tuvo buenos momentos de juego combinativo, hasta que en la recta final los de Bordalás volvieron a la carga con un remate de Ángel que desvió Iván Villar con una excelente parada, tras un inoportuno resbalón de Carlos Domínguez. Olivera, con un disparo alto, puso punto y final al primer acto.

El segundo tiempo fue un acto de resistencia por parte del Celta, pero con cabeza y con un sufrimiento relativo. El balón fue cada vez un bien más escaso para el conjunto vigués, que lejos de desesperarse por no poder contar con su argumento más preciado, apretó los dientes en defensa para no dejar maniobrar a un Getafe que se hizo con el control del partido pero que apenas pudo crear ocasiones claras de gol. La que más, una tijereta de Ángel a la que respondió con una buena parada Iván Villar.

A medida que pasaban los minutos, los vigueses iban reculando más hasta pasar a defender en su propia área sin encontrar ninguna contra que aclarara el partido. De hecho, Soria no tuvo que intervenir en todo el segundo tiempo, ya que lo más parecido a una oportunidad fue un disparo muy lejano de Augusto Solari con el meta visitante adelantado que no cogió portería por poco. Pero a falta de ataque, el Celta no perdió el orden ni en los centros laterales, en donde Aidoo y Carlos Domínguez —que jugó su primer partido en Balaídos—, luego ayudados por Hugo Mallo como tercer central, devolvieron todos los balones. Los únicos momentos de duda llegaron en un tiro lejano, pero envenenado, de Chema que desvió Iván Villar y en un balón que tocó en el brazo de Aidoo rebotado desde su propio pie que Melero no consideró punible.

La cuarta victoria consecutiva del conjunto vigués le coloca a dos puntos de Europa a la espera de que hoy juegue el Villarreal y con la visita al Camp Nou del domingo como otro muro camino de una utopía que todavía es posible.

Ficha técnica:

1. RC Celta: Iván Villar; Kevin, Aidoo, Carlos Domínguez, Aarón; Beltrán; Denis Suárez, Brais Méndez (Holsgrove, min 68), Nolito (Solari, min 68); Aspas y Santi Mina (Hugo Mallo, min. 82)

0. Getafe CF: David Soria; Iglesias (Kubo, min. 59), Djene, Chema, Olivera; Maksimovic, Aleñá, Damián, Cucurella; Ángel, Ünal (Mata, min. 59)

Goles: 1-0 Nolito, min. 24

Árbitro: Melero López (colegio andaluz). Amonestó con tarjeta amarilla a Damián (min. 66), Chema (min. 90) y Olivera (min. 90+3) por parte del Getafe

Incidencias: partido de la trigésimo sexta jornada de Liga jugado en el estadio municipal de Balaídos. 

Votación
9 votos
Comentarios

El Celta mete presión con efectividad