El VAR más intervencionista sonríe al Celta

La Voz VIGO

GRADA DE RÍO

lof

El sistema de videoarbitraje entró y condicionó cinco decisiones del colegiado

10 may 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Llevaba tiempo quejándose, y con razón, el Celta de las decisiones del VAR. Las líneas le chafaron más de un gol y le dejaron sin algún penalti a favor, o lo decidieron en contra. En Villarreal, el VAR más intervencionista sonrió al Celta. Porque las visitas de Medié Jiménez al monitor fueron la imagen más repetida del partido empatadas con su tendencia a llevarse la mano al pinganillo para escuchar interpretaciones a instancias de González Fuertes.

El recital comenzó en la jugada del primer gol del conjunto vigués. En apariencia legal a todas luces, pero en la que el VAR detectó una falta muy anterior de Nolito que desde el suelo da con su mano en la pierna de Trigueros, que cae al suelo. Ahí recupera el Celta un balón que acaba con centro de Aarón Martín y gol de Santi Mina. El árbitro revisó la jugada, pero se mantuvo en su decisión inicial y concedió el gol.

La segunda es la menos clara de todas. El choque entre Sergio Asenjo y Hugo Mallo acabó con los dos jugadores tirados en el suelo y con el colegiado pitando penalti varios minutos después y sin que nadie se lo esperase a priori. Fue advertido por el VAR de la presunta salida alevosa del meta del Villarreal sobre el capitán del Celta.