Un gran mérito multiplicado por la cantera


Vigo

Tiene muchísimo valor para un club del tamaño del Celta estar diez años en Primera División, pero en este caso, además, el equipo lo hizo con mucha gente de casa, lo que multiplica exponencialmente el mérito.

Quizás la gente no sea consciente de lo complicado que es poder mantenerte año tras año en Primera. Están acostumbrados a ver que los grandes ahí siguen todos los años, igual piensan que su equipo va a ser uno más, y hay que recordar que solo tres equipos no han descendido nunca a Segunda.

Las claves para conseguir esta continuidad pueden encontrarse en los buenos finales de liga de algunas temporadas y el resto, en la conjunción de gente de la casa con aciertos en fichajes y también que el equipo ha sido capaz de mantener casi siempre una entidad sacando los tres últimos años en los que estuvo más perdido y parecía que iba un poco a la deriva. Salvo ese lapso de tiempo, siempre siguió una misma línea.

Además, creo que se dan las circunstancias idóneas para que el registro de año en Primera División siga en aumento. Salvo una espantada general, de la que dudo mucho, el Celta tiene una base definida y aumentando el fondo de armario el equipo incluso podría tener más holgura en la clasificación.

Desde que llegó Eduardo Coudet, el Celta encontró su sitio en la tabla, algo que debe resultar normal dada la plantilla que tiene. Su sitio está entre el noveno o el décimo, ese es el lugar que le corresponde por plantilla, por entidad y por tener tanta gente de casa ya consagrada. Porque además esta temporada los jugadores que se marcharon y volvieron están recuperando el nivel que tenían con anterioridad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Tags
Comentarios

Un gran mérito multiplicado por la cantera