«Fue un logro llegar al primer equipo, pero también disfruto en el B»

m. v. f. VIGO / LA VOZ

GRADA DE RÍO

real valladolid

Jordan Holsgrove, feliz con su doblete del domingo, confía en que filial del Celta dispute el play-off y destaca que lo que ama es jugar

27 abr 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Jordan Holsgrove (Edimburgo, 1999) fue uno de los grandes nombres propios del Celta B el pasado domingo, como también de la temporada del equipo de Onésimo y, en menor medida, de un primer equipo con el que debutó en Primera. Luego volvió a bajar a ayudar al B en un año a caballo entre ambos conjuntos y en el que hasta el doblete frente al Valladolid Promesas, no había marcado en liga. Pero tanto en la faceta goleadora como en la cuestión de estar con el A o con el B, el escocés lo tiene claro: «Lo primero es el equipo».

Por eso, aunque reconoce abiertamente que «todo el mundo quiere estar con el primer equipo» y que fue «un logro» llegar en su momento, para nada está a disgusto en este regreso al filial. «Lo que quiero es jugar al fútbol. Me gusta jugar, lo que amo es estar en el campo. Ahora estamos luchando por un ascenso, juego 90 minutos, es una gran oportunidad y lo estoy disfrutando mucho», zanja.

Con el doblete del domingo, además, se quita la espina del penalti fallado ante la Cultural Leonesa en un partido en el que el equipo acabó ganando igualmente. «Nunca es lo ideal fallar un penalti, pero fue un gran resultado. Y lo principal al final del día es ganar como equipo. Si llegan los goles, bien, pero lo primero es que sumamos los tres puntos aunque fallara ese lanzamiento», desgrana. Eso no quita para que, acostumbrado a marcar algún que otro gol, tuviera ganas de estrenarse con el B tras marcar en Copa con el primer equipo. «Siempre quieres ayudar con goles. Había tirado mucho a portería durante la temporada y el domingo fue mi día de suerte al poder marcar esos dos», destaca.

Dos tantos que acercan al equipo al play-off. De hecho, Jordan está convencido de que se meterán. «Sí que lo creo, por supuesto que sí», afirma. Estos tres puntos han sido vitales. «Con este resultado, estamos a una victoria de clasificarnos matemáticamente, por eso fue tan importante. Nos acerca mucho al objetivo», dice el centrocampista escocés.

Y reconoce que le sorprende «un poco» el gran rendimiento que han venido ofreciendo a lo largo de toda la temporada, aunque no duda sobre las claves para haberlo logrado. «Jugamos bien juntos, hay un gran ambiente, nos llevamos muy bien y nos ayudamos también en el campo», comenta. Pero, además, considera fundamental el papel de Onésimo Sánchez. «Sabe a lo que quiere que juguemos y los futbolistas creemos en su idea. Todos vamos en la misma dirección, somos un equipo y creemos en lo mismo. Pensamos que podemos conseguirlo», sostiene.

Lo que ya no tiene tan claro es el motivo de que en casa los resultados estén siendo tanto peores que a domicilio, al revés de lo esperable. «No sé muy bien por qué hay esa diferencia, pero no nos podemos quejar, nos está yendo bien la temporada y esperamos poder revertirlo este fin de semana y ganar en Balaídos», escenario que «por supuesto» prefieren a Barreiro. Y subraya que lo pasado es pasado y el duelo más importante para ganar como locales es el del domingo.

Un pasado, un presente y un futuro marcados por el fútbol

La pasión por el fútbol la lleva Jordan Holsgrove en la sangre. Tanto su padre, Paul, como su abuelo, John, fueron futbolistas y a día de hoy son al mismo tiempo sus mayores fans y también sus primeros críticos. «Claro que me dan muchos consejos. Me preguntan por cada entrenamiento, siguen cada partido y me dicen tanto en lo que estuve bien como las cosas en las que tengo que mejorar», expone.

Aunque también lamenta que no hayan podido viajar en directo y que el sueño cumplido de debutar en La Liga no haya ido como hubiera esperado. «Fue diferente. Desde que era mucho más joven, siempre había imaginado mi debut con mucha gente y eso nunca pasó», cuenta. Sin embargo, ahora le da más valor a jugar ante aficionados con el Celta B. «Tener a la gente con nosotros es muy positivo, ayuda mucho», agradece.

Cumplir esa meta de jugar en la Primera española fue un argumento de peso para que se decidiera por el Celta el pasado verano. «El interés por su parte fue grande y venir a un club que juega en La Liga me atraía mucho», admite. A eso ha sumado una ciudad en la que se siente muy a gusto, lo mismo que con sus compañeros y técnicos, tanto en el A como en el B. Porque para Coudet también elogios: «Fue todo muy bien. Él habla con todo el mundo y siempre le voy a estar agradecido por haberme hecho debutar en La Liga».

Con un año más de contrato con el Celta, no oculta que su deseo es estar la próxima temporada en el primer equipo, aunque no sabe qué pasará. «Es mi idea, pero nunca sabes. Veremos qué pasa».