Coudet: «Los de abajo habían ganado y no queríamos que se nos escaparan estos puntos»

El técnico cree que si ven cerca el objetivo de la salvación bajan la intensidad y la responsabilidad, como opina que les pasó frente al Valladolid


Vigo

El técnico del Celta, Eduardo Coudet, destacó tras ganar 3-4 al Huesca que fue un partido «sufrido, que para el espectador debe de haber sido bárbaro». Sabían que era un compromiso en el que para llevarse los tres puntos iban a tener que «disputar de esta manera, correr, transpirar», así como adaptarse al partido. «Me parece que lo hicimos. Si bien nadie quiere encajar tres goles, hicimos cuatro y tiene una importancia», analizó.

El Chacho valoró que se repusieron a los errores que les costaron pasar del 0-1 al 2-1. «Siempre fuimos a buscar, siempre lo intentamos. Queríamos llevarnos los tres puntos y estuvimos un poco más atrás de lo que debíamos y no tuvimos el volumen de juego que queríamos», admitió para luego subrayar la «importancia que tenía ganar a este rival fuera de casa».

Coudet tenía claro que «iba a ser duro contrarrestar los balones largos, el juego aéreo», dados los futbolistas con los que cuenta el rival, «que se imponen o tienen esa característica». Además, los demás resultados daban aún más relevancia al choque. «Habían ganado todos los de abajo y no queríamos que nos descontaran puntos. Seguimos pensando que sumar de tres es fundamental», lo que no quita para que haya «cosas que corregir como en todos los partidos».

A ojos del preparador del Celta, el rival tuvo situaciones para haber marcado más goles, del mismo modo que le ocurrió a su equipo. «No nos preparamos para un partido de ida y vuelta, de ataque y defensa, sino que lo que queremos es manejar el balón y los tiempos, sobre cuando íbamos perdiendo 2-1 es cuando mejor estuvimos con balón. Lo hicimos circular rápido y generamos, de ahí al final del primer tiempo».

Tras el descanso, la necesidad de los puntos les condicionó, dijo. «Hemos dejado todo a la hora de disputar el balón», expresó. Pero descarta que este resultado garantice la salvación. «Sostenemos la distancia y nos hemos alejado de este rival tres puntos más, pero la realidad es que no nos podemos desviar. Si cae ese mensaje sobre nosotros, bajamos la intensidad o la responsabilidad como creo que nos pasó en el partido anterior y lo pagamos».

Pensando ya en el próximo partido, ve al Athletic como «un rival duro», aunque prepararán el partido de otra manera tras este triunfo. «La semana es distinta cuando ganas, se trabaja mejor, más alegre, pero sin desviarnos de que queremos los tres puntos en el próximo juego». Bromeó con que estos tres eran el regalo de cumpleaños que había pedido Mouriño -cumplió 78 el día 4- y así no tendrán que «comprarle regalo». También comentó que no se divirtió durante el partido, sino que lo hace cuando ganan de tres o cuatro goles, aunque una vez finalizado sí se disfrutan los tres puntos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Tags
Comentarios

Coudet: «Los de abajo habían ganado y no queríamos que se nos escaparan estos puntos»