David Ferreiro: «No podemos dejar jugar a un equipo con tanta calidad como el Celta»

El jugador del Huesca cree que su rival del domingo no pasará apuros para salvarse


vigo / la voz

El Celta se mide este domingo al equipo que ocupa la última posición de la tabla en Primera. Sin embargo, el jugador ourensano David Ferreiro (Baños de Molgas, 1988), uno de los capitanes del equipo, no transmite en absoluto sensación de agobio por ser colistas, sino la fe y la convicción de que saldrán de ahí y se mantendrán en Primera.

-¿Qué importancia tiene este partido para el Huesca?

-Si lo sacamos, ganaríamos mucha confianza, el equipo seguiría yendo a más, sin lugar a dudas. Nos ayudaría a seguir creyendo que estamos haciendo las cosas bien, que estamos compitiendo mejor y que podemos sacar adelante partidos difíciles.

-El Celta solo ha ganado un duelo fuera. ¿Qué le dice el dato?

-No nos fijamos en eso. Solo en que tenemos que hacer nosotros las cosas bien, ser agresivos y tener más el balón. No se puede dejar jugar a un equipo con tantísima calidad como el Celta, que te puede hacer gol en cualquier momento. Debemos leer muy bien el partido, llevarlo a nuestro terreno y los tres puntos tienen que quedarse en casa porque es momento de dar un golpe encima de la mesa.

-¿Ven al Celta como un rival por la salvación?

-No. El Celta va a estar más arriba y no va a tener problema para salvarse. Lo veo en la primera mitad de la tabla y no lo consideramos rival directo. Pero es un partido fundamental en el que tenemos que hacer las cosas bien.

-¿Cómo ha visto la evolución del Celta esta temporada?

-Ha ido de menos a más. Empezó un mal, luego tuvo una racha increíble de victorias, con momentos de juego muy buenos que le permitieron ganar en confianza. Es un equipo con una calidad inmensa arriba, que por individualidades te resuelve.

-Llevan cuatro puntos de los últimos seis. ¿Cómo llegan?

-Estamos dando pasos de gigante. Aunque los resultados no han acompañado en muchos partidos, las sensaciones son buenas, competimos contra casi todos y estamos siempre a puntito de sumar. Ahora hemos mejorado en eso y queremos seguir así, sumar ante el Celta, apretar la clasificación y salir del descenso.

-¿Tienen la sensación de que merecían estar más arriba?

-Sin duda. El equipo hace muchas cosas bien, pero los errores que cometemos nos penalizan casi siempre. Por ejemplo, la cantidad de puntos que se nos han escapado en la estrategia es una barbaridad. Estamos entrenando esas facetas e intentamos mejorar día a día. Generamos ocasiones y apenas concedemos, pero a la mínima nos penalizan.

-¿Pesa ser colistas?

-No lo pensamos. Veo al equipo con las ideas claras, todos confiamos en que vamos a salir de donde estamos. Todos los partidos son finales para nosotros y ahora hay que pensar en el Celta.

-¿Qué ha cambiado con Pacheta?

-Vino con muchas ganas, mucha fuerza, y el equipo lo cogió así, todos de la mano. La situación no era fácil, porque las sensaciones por juego también eran buenas, pero no se traducían en puntos. Nos trajo energía y alegría, consiguió que cambiáramos el chip y psicológicamente nos ha ayudado. Trabajamos día a día como auténticos animales, alegres y creyendo que vamos a lograr el objetivo. El equipo lo merece.

-A nivel futbolístico, ¿sienten que tienen más argumentos?

-Sí. Hemos cambiado el sistema, el equipo lo ha aceptado muy bien y se encuentra cómodo, porque tenemos jugadores para eso. Generamos mucho y concedemos poco y es lo que hay que seguir haciendo. Si el balón no entra, hay que hacer más ocasiones, seguir entrenando lo que hacemos bien y corregir errores.

-Como el Celta, llevan unos cuantos entrenadores en pocos años. ¿Cómo se lleva?

-Es complicado. Cada uno tiene su librillo, una forma de ver el fútbol diferente. Míchel y Pacheta son dos grandes entrenadores y cuando viene uno nuevo tienes que adaptarte rápido a lo que pide para que el equipo crezca y funcione, como creo que así ha sido. Hemos recordado puntos a los de arriba y la meta es seguir.

«Siempre quiero que gane el Celta menos ahora»

Ferreiro acaba de renovar con el Huesca y se ve varios años más en activo. Pero cuando deje el fútbol, su mujer y él tienen decidido vivir en Galicia.

-¿Qué le ha decidido a renovar?

-Ha sido fácil y rápido. Desde el minuto 1 me he sentido a gusto, valorado, y eso para un futbolista es importante. La gente en el club es espectacular y tengo ganas de seguir viviendo experiencias aquí y que sea en Primera. Vine para dos años, llevo cinco y, si todo va bien, serán siete. Encontré la estabilidad que necesita un futbolista

-¿Cómo se siente esta temporada en lo individual?

-Empecé jugando todo con Míchel y con el sistema de Pacheta igual no tenía tanta cabida. Poco a poco, entrenando y haciéndome a la idea de una posición nueva, he ido entrando. Todo jugador quiere ser partícipe y ayudar al equipo a conseguir los objetivos. Estoy en un buen momento y quiero conseguir cuantas más victorias con el Huesca, mejor.

-¿Sigue siendo especial medirse a un equipo gallego?

-Sí, sigo mucho el fútbol y me encanta que ganen los equipos gallegos y que estén lo más arriba posible. Siempre quiero que gane el Celta menos este partido. Cada uno tira por lo suyo.

-Después de tantos años fuera, ¿sigue teniendo morriña?

-Sí, está claro. Te acostumbras, pero como buen gallego, tiramos para nuestra tierra. No tengo ninguna duda de que voy a vivir en Galicia, pero todo a su tiempo. Ahora a disfrutar del fútbol, del Huesca, seguir creciendo como futbolista, que aún me quedan unos añitos para disfrutar.

-¿Cuándo fue la última vez que estuvo en Baños de Molgas?

-Voy siempre que puedo, cada vez que tengo libre o en vacaciones. Soy muy familiar y lo primero que me apetece hacer es y a ver a los míos, estar en casa, desconectar. La última vez que fui fue en Navidad, porque con el covid no nos podemos mover mucho. Tengo muchas ganas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

David Ferreiro: «No podemos dejar jugar a un equipo con tanta calidad como el Celta»