Coudet: «No es un partido más, aunque quede mucho y no determine nada»

El técnico del Celta comenta que sus jugadores se van acercando a su mejor versión porque están cómodos con la idea


Vigo

El entrenador del Celta, Eduardo Coudet, considera que se enfrentan este domingo a un rival directo y concede una gran importancia a este compromiso, especialmente por disputarse en Balaídos. «Somos conscientes de que no es un partido más, más allá de que queda mucho y no determina nada», valoró el argentino. «Tenemos claro que es un partido contra un rival directo y que sería importante ganarlo. Lo hemos preparado como tal. Ojalá salga en el campo todo lo que hemos preparado», agregó.

No duda de que el Valladoli se lo «va a poner difícil» y elogió a su entrenador, un técnico «inteligente» al que le beneficia haber vivido estas situaciones clasificatorias en el pasado. « Todos los rivales son duros, no puedes desconcentrarte ni desviar la atención. Trataremos de imponer en casa, ser protagonistas y que queden los tres puntos», insiste el técnico del Celta», ahondó. Cree que las ganas y la concentración serán importantes para que los puntos se queden en casa, victoria que les pondría «en una mejor situación», comenta.

 

Insistió Coudet en que realizaron una muy buena semana de entrenamientos, que ve a los jugadores «bien y conscientes de que es un partido más que importante». Además, percibe que los jugadores van yendo a más. «Van encontrando su mejor forma, eso significa que se sienten bien y cómodos con la idea. Hay que tratar de buscar la excelencia y creo que hay jugadores que van encontrando una mejor versión a medida que pasan los partidos y el tiempo de trabajo», valoró.

También asegura que la relación es la misma, cercana, con los que juegan más y los que no lo hacen tanto. «Es una relación de respeto, de compartir cada día. Hay que vivir con alegría, estamos en un lugar privilegiado», añade. En ese sentido, la situación de Jorge Sáenz y David Costas, de los que no confirmó que vuelven a hacer parte del trabajo con el grupo, no influye de manera negativa. «La situación siempre fue clara y lo va a seguir siendo de mi parte. Soy claro a la hora de hablar. No hay nada que me complique en el día a día. El tema importante es el partido de mañana», zanjó.

La premisa para mañana es la de siempre, adaptarse «lo más rápido posible al partido que se presente». «Creo que llegamos de muy buena manera y espero que lo ejecutemos. Por mi cabeza pasa respetar al rival, adaptarnos a lo que pida el partido. La premisa es tratar de imponernos con nuestra idea, ser protagonistas», recalca. Avanzó que Alfon estará en la lista y no fue concluyente sobre si Brais puede ser el relevo de Nolito: «Es una posibilidad, o no. Depende de lo que vaya pidiendo el partido. Creo que tenemos facilidad los jugadores para cubrir distintas funciones. Ya lo han hecho, intercambiando posiciones, buscando lo mejor».

Respecto a la diferencia de resultados entre fuera y Balaídos, dijo que «una de las cosas es que el jugador en casa siempre se siente más cómodo». Considera que para mantener una forma de jugar como local y visitante, «hay que sostener la idea, tener las riendas del partido a través de tener la mayor cantidad de tiempo posible el balón». Y cree, además, que los espectadores favorece su idea: «Creo que el equipo transmite cosas que serían más valoradas con público: la agresividad, la capacidad de generar situaciones en ataque... Cambia muchísimo. Puede elevarnos mucho más con público. Lo extrañamos».

También destacó que han hecho buenos partidos fuera, como el caso del Atlético. «Con el Valencia fue parejo, sobre todo en la primera mitad. Arrancamos mejor en la segunda y cuando mejor estábamos, pasó la tarjeta. Y no estaba Iago, que nos da otra cosa. Pero la intención sigue siendo la misma». Sobre la expulsión de Rubén y el VAR, dijo: «Es muy difícil determinar si hay un roce o no. Lo que sí creo yo es que (se puso) tanta atención en si había contacto o no cuando el balón salía al costado». También dijo que a veces pregunta sobre el VAR porque hay cuestiones que dependen de la interpretación.

Además, en lo relativo a Lucas Olaza, se deshizo en elogios hacia él. «Lo que pienso de Lucas es que es un tipo extraordinario, un gran jugador. Nadie cuestionaba su rendimiento, se había adaptado muy bien y elevado mucho su nivel de juego, pero fue una cuestión de números». Incidió en que es muy apreciado por el vestuario. «Lo queremos mucho, le daremos un abrazo, le deseamos lo mejor. Gran recuerdo de un jugador que hizo las cosas bien».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Coudet: «No es un partido más, aunque quede mucho y no determine nada»