Coudet recupera la esencia

El Celta recobra con su mejor once la presión alta y la intensidad y llega cargado de confianza a una fase clave de calendario con cuatro rivales directos


vigo

El Celta regresará el viernes a Balaídos rearmado y recuperando la esencia de Coudet. Es cierto que el conjunto vigués sigue sin ganar en el 2021, pero encadena tres empates consecutivos y las sensaciones son muy diferentes: volvió la presión alta y la intensidad y, con su mejor once, el Chacho vuelve a jugar a lo que quiere.

ONCE TIPO

Los titulares, un mes después

Desde el partido de Valdebebas ante el Real Madrid, Coudet no contaba con su once tipo por la lesión de Iago y la sanción de Denis. La falta de dos piezas capitales provocó que el equipo perdiera parte de su esencia, especialmente con el balón, pero en el Metropolitano volvió el equipo valiente que el argentino había conseguido moldear en su llegada.

PRESIÓN ALTA

Una seña de identidad recuperada

El posicionamiento era la principal diferencia entre el Celta de Óscar García y el de Coudet. El técnico catalán metía muchos hombres por detrás del balón y abandonó la presión alta a las primeras de cambio. El argentino también dio varios pasos atrás cuando llegaron los malos resultados, pero con todo su arsenal desafió al líder en campo contrario, con la presión muy alta y saliendo ganador de casi todos los duelos individuales y de las segundas jugadas. «Cuando tienes todos, juegas a lo que quieres, y cuando no, a lo que puedes», comentó en una de sus comparecencias.

POSESIÓN

Acostumbrados a tener siempre el balón

El Celta ha ganado la posesión en los últimos doce partidos de liga, algo que solo repite el Barcelona, pero la diferencia con el balón está en el uso que le puedas dar. Los vigueses tuvieron una época larga de fútbol horizontal y con Coudet se volvieron verticales. En el Metropolitano mezclaron la velocidad y la pausa para evitar males mayores.

CORRECCIÓN

La salida por el pasillo central ya no existe

El principal cambio del Celta que frenó al líder con el que inició la etapa Coudet está en la salida de balón. Hasta que Zidane le tapó las vías por primera vez en Valdebebas, el conjunto vigués montaba sus ataques por el pasillo central, pero los errores groseros en las derrotas con el Betis y el Villarreal han derivado en buscar la salida por banda o incluso con patada larga ante el Atlético.

dEFENSA

El Atlético disparó dos veces a puerta

Que el líder y el segundo equipo más goleador del campeonato solo sea capaz de tirar dos veces a la portería del Celta es un dato a destacar, aunque ambos intentos terminasen en gol, pero no todos los días la zaga celeste va a tener a un depredador como Luis Suárez enfrente.

ATAQUE

Siete tiros a puerta, cuatro de ellos bloqueados

Al Celta le sucedió como el Atlético: dos tiros a palos y dos goles, pero a mayores los célticos remataron en cinco ocasiones más y solo un esférico salió desviado. Los de Coudet no marcaban dos goles en un partido desde el triunfo sobre el Huesca a finales de diciembre. Es la tercera vez que lo hacen a domicilio.

CONFIANZA

Dos empates a domicilio como argumentos para buscar el primer triunfo

El Celta ya es el equipo del campeonato que más empata a domicilio: siete veces, las dos últimas en dos salidas consecutivas cargadas de dificultad contra Granada y Atlético. Ahora toca refrendar esa recuperación en cuatro duelos ante rivales directos por la salvación: Elche y Valladolid en Vigo y Valencia y Huesca a domicilio. Un buen mes le podría dejar encarrilada la permanencia.

 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Coudet recupera la esencia