Regreso de un zurdo cerrado tras experimentar la Bundesliga

Aarón Martín disputó 66 partidos en Primera con el Espanyol


vigo

La llegada de Aarón Martín Caricol no es ningún experimento. El catalán, formado en la prolífica cantera espanyolista, regresa a una competición en la que ya disputó 66 partidos, todos ellos en las filas pericas. En el año 2018 fue cedido al Mainz alemán por una temporada y ya no regresó a Cornellá al hacer efectivo el equipo de la Bundesliga la cláusula de compra de seis millones de euros.

En la máxima competición alemana ha sido un fijo los dos primeros años. El lateral izquierdo jugó 33 partidos de liga el primer curo (18/19) y 22 el segundo, pero en el actual perdió protagonismo desde la llegada de Achim Beierlorzar al banquillo y llega a Vigo con cinco partidos de liga en su haber, el último el pasado 19 de diciembre ante el Werder Bremen. Con el catalán en el campo, el Mainz no ganó ningún partido este curso: dos empates y tres derrotas. El Betis también estaba interesado en la contratación del jugador, que llegad cedido con una opción de compra.

Defender y profundizar

Aaron será una dura competencia para Lucas Olaza, que desde marzo de 2019, cuando irrumpió de la mano de Escribá, casi nunca estuvo exigido en su puesto debido a las constantes lesiones de David Juncà. Porque el jugador formado en el Espanyol, un zurdo cerrado, está acostumbrado a vivir del medio para arriba sin olvidarse de un faceta de defensor -presenta un ratio de duelos ganados del 62 %-, tiene un buen golpeo de balón con la zurda y capacidad para llegar hasta la línea de fondo, una situación que le cuesta más al zaguero uruguayo, que apuesta más por los centros a partir de los tres cuartos de cancha rival. Su velocidad, pese a medir 180 centímetros de estatura, es otro aspecto destacado que le permite recuperar la posición a la hora de defender.

Considerado en su día por muchos como la joya del Espanyol, e internacional en las categorías inferiores con España, antes de irse al Mainz se le relacionó con el Benfica, el Leipzig, que según los medios catalanes llegó a ofrecer 18 millones por una contratación que finalmente no se produjo. Guardiola también lo había espiado en su día para el Manchester City.

Ahora, el Mainz cumplió el deseo del futbolista de volver a LaLiga en un equipo en donde el puesto de lateral izquierdo siempre ha estado muy justo de efectivos desde la salida de Jonny al fútbol inglés.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Regreso de un zurdo cerrado tras experimentar la Bundesliga