Óscar García deja de ser entrenador del Celta

El técnico catalán ha sido avisado minutos antes de disponerse a acudir al entrenamiento

Óscar García Junyent, durante su etapa como entrenador del Celta
Óscar García Junyent, durante su etapa como entrenador del Celta

Vigo

Óscar García Junyent deja de ser entrenador del Celta. Un año y pocos días después de su llegada a Vigo, al catalán se le ha comunicado a primera hora de esta mañana, cuando se disponía a entrenar al equipo al no haber tenido noticias del club durante el fin de semana, que no seguirá al frente. Es la tercera temporada consecutiva en que el Celta destituye a un entrenador -en la 2019/2020 relevó a dos, Mohamed y Cardoso; y la pasada, a Escribá-.

La oficialización por parte del club ha llegado minutos antes de las 10.30 horas de este viernes, después de que hubiera trascendido casi una hora antes. El club le agradece su trabajo, haciendo mención especial a la permanencia lograda la pasada temporada -tras la cual había renovado el pasado verano-, y dese suerte tanto a él como a su equipo (formado por Roger García Junyent, Rubén Martínez y Quique Sanz) en futuros proyectos.

El técnico ya se había mostrado tras el partido del viernes consciente de que podía haber sido el último para él. Aunque su deseo era seguir dirigiendo al equipo, había comentado en varias ocasiones que la decisión no era suya e incluso había hablado en condicional de la preparación por su parte del compromiso frente al Sevilla. 

Durante el fin de semana, el club mantuvo contactos con Marcelino García Toral, la gran aspiración del club para sustituir a Óscar, pero el asturiano dijo que no al Celta por no convencerle el proyecto deportivo, aunque la entidad sí cubría sus pretensiones económicas. Por ahora se desconoce quién será el sustituto del catalán y si finalmente han podido convencer al técnico del Valencia, algo que a priori se presentaba complicado.

Se da la circunstancia de que Óscar había llegado a Vigo sin que en ninguno de los equipos por los que había pasado a lo largo de su trayectoria en los banquillos hubiera prescindido de él. Siempre se había ido tras acabar contratos o presentando su dimisión, en todos los casos tomando él la decisión de cuándo finalizar cada proyecto. El Celta se convierte en el primer club que le despide.

En el día de ayer, su segundo entrenador, su hermano Roger, estuvo en Barreiro presenciando el partido entre el Celta B y Unionistas, con participación de tres de los jugadores a los que Óscar ha hecho debutar en Primera (Carreira, Veiga y Miguel Rodríguez). Esa apuesta por la cantera quedará seguramente como el legado de este año de García Junyent al frente del equipo.

Varios jugadores habían expresado tras los últimos partidos que había que centrar la atención en la responsabilidad de los jugadores más que en la del entrenador. Lo había dicho Aspas tras la derrota ante la Real y también Santi Mina el viernes se había manifestado en el mismo sentido. En las últimas semanas, había sido muy sonado el conflicto de Óscar con Hugo Mallo, al que le retiró la capitanía.

La etapa del vallesano en Vigo se salda con 35 partidos dirigidos, de los cuales seis terminaron en victoria del Celta, 17 en empate y doce en derrota. Deja al equipo fuera de los puestos de descenso, en la misma decimoséptima posición en que terminó la temporada pasada, cumpliendo entonces in extremis el objetivo de la permanencia. Los movimientos del club en el mercado no habían cubierto las expectativas del técnico, pese a lo cual comentaba la semana pasada a la Radio Galega que nunca se planteó dimitir.

 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Óscar García deja de ser entrenador del Celta