Rubén, disponible 115 días después

El mosense recibió el alta de su arrancamiento del tendón y podría recuperar la titularidad tras once partidos con Iván Villar como único portero del primer equipo


vigo

Rubén Blanco puso fin a su período de inactividad más largo (115 días) al recibir el alta en la mañana de ayer y de paso cierra los quebraderos de cabeza en la portería del Celta, que a lo largo de todo este tiempo solo pudo contar con Iván Villar como portero del primer equipo ya que Sergio Álvarez continúa lesionado. Con el mosense disponible, se abre el debate acerca de la titularidad ante la Real Sociedad y de paso uno de los dos porteros de la base que auxiliaban al primer equipo podrá centrarse en el filial.

Rubén cayó lesionado con un arrancamiento del tendón de recto femoral de la pierna derecha en el partido de la pasada liga ante el Atlético de Madrid celebrado el pasado 7 de julio. Desde entonces han pasado tres meses y 24 días, un período total de recuperación por debajo del mínimo de cuatro meses que había pronosticado el club en primera instancia. De hecho, en la hoja de ruta del Celta no aparecía el alta de Rubén hasta bien entrado noviembre.

Sin embargo, Rubén Blanco comenzó a hacer trabajo de campo y portería en septiembre y en todo momento ha respondido del mejor modo. «Estoy contento por empezar de nuevo a coger sensaciones, saltar al campo después de estar parado tanto tiempo. Disfruté mucho al volver a tocar el balón y sentirme otra vez portero», comentó entonces.

Con el alta médica, falta que Óscar García considere también que tiene el alta competitiva. De ser así, todo apunta a que puede haber relevo en la portería ante la Real Sociedad teniendo en cuenta que el mosense fue un fijo para el técnico catalán desde su llegada. Cuando se lesionó, Rubén llevaba acumulados de un modo ininterrumpido 20 partidos y a lo largo del curso pasado (hasta el percance) solo se había perdido dos duelos, convirtiéndose además en uno de los jugadores más determinantes. Falta por ver ahora la factura que le pudo haber pasado la inactividad, ya que 115 días al margen de la competición es mucho tiempo para un portero.

Durante todo este tiempo, la portería ha quedado en manos de Iván Villar. El de Aldán ha estado bajo palos cuatro partidos de la temporada anterior (tres como titular y un cuarto, en el que suplió a Rubén, saliendo desde el banquillo) y los siete disputados del ejercicio en curso. Once en total. En todo este tiempo el de Aldán encajó 15 goles (una media de 1,3 por encuentro) y dejó en dos ocasiones su portería a cero: ante Espanyol y Eibar. En su bagaje hay un triunfo (Valencia), cinco empates y otras tantas derrotas.

El canterano superó el trance con aprobado pero con el regreso del teórico titular su continuidad en el puesto se torna más difícil. De la competencia entre ambos debe salir ganando el equipo.

Falta Sergio

Para completar el círculo falta la recuperación de Sergio Álvarez, que sufrió la rotura de ambos meniscos de la rodilla derecha el 18 de mayo y que ya ha superado el quinto mes de recuperación, pero su evolución sufrió un pequeño frenazo tras dar positivo por el covid-19 y por el momento no tiene fecha definitiva de regreso. Ya puede ser dado de alta.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Rubén, disponible 115 días después