Al Celta B le faltó el gol

La falta de puntería y el acierto de Diego Rivas dieron el triunfo al Racing con un gol de falta directa de Álex López


Vigo

Una acción de estrategia decantó un derbi nada aburrido. El Celta B falló un penalti y lo pagó con una derrota que vino a balón parado en un lanzamiento de un ex del equipo vigués como Álex López. El ocho del Racing decantó el partido para los visitantes (0-1).

El fútbol volvió a Barreiro ocho meses después con un derbi vivo. Con el Racing avisando en el inicio con tres llegadas fruto de su presión alta e intensa y con el Celta B cambiando el discurso del partido con un ajuste táctico que colocó a Markel como tercer central y que le dio cemento y criterio al conjunto de Onésimo, se pasó a controlar el partido a través del balón, anulando la presión de un conjunto ferrolano que dio un paso hacia la retaguardia.

El Racing saltó a Barreiro al galope. Quizás porque en el once había cuatro jugadores con pasado celeste. A los tres minutos avisó Jon García de cabeza, luego fue David Rodríguez quien remató alto con todo a favor y tras un fallo defensivo y poco después, Dani Abalo se acordó de su pasado con un cabezazo que se marchó fuera.

Onésimo curó la hemorragia celeste con un ajuste defensivo que se convirtió en el mejor salvoconducto para el ataque. El Celta B tuvo paciencia para salir y bandas profundas para asomarse al ataque, aunque todas sus intentonas acabaron lejos de los dominios de Diego Rivas, que solo tuvo que entrar en contacto con el balón en una falta botada, de un modo muy tímido, por Solís.

El segundo tiempo estuvo marcado por dos lances a balón parado. El Celta B, que cambió a una defensa de cuatro a la vuelta de vestuarios y transformó su dominio en un claro penalti cometido por Diego Seoane sobre Alfon. Lanzó Solís y acertó la trayectoria Diego Rivas. Poco después una falta en la media luna para el Racing fue ejecutada con maestría por Álex López para marcar el gol del partido.

Larranz pasó a jugar con una defensa de tres centrales, Onésimo metió a dos delanteros en el campo y adelantó a los centrales, pero ya no se movió el marcador aunque Manu Justo estuvo muy cerca del empate. Se lo impidió un Diego Rivas decisivo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Al Celta B le faltó el gol