Los 21 jugadores con ficha del filial del Celta y los 42 juveniles de la temporada 2020/2021

La Voz VIGO

GRADA DE RÍO

UD ATIOS

Varios futbolistas están inscritos en una categoría inferior a aquella en la que están llamados a jugar

13 oct 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

El Celta B comienza la liga este sábado (17.30) con visita al Guijuelo. Lo hace con Onésimo al frente iniciando un proyecto de cero tras coger al equipo mediado el curso anterior y con 21 futbolistas con ficha del segundo equipo celeste. Una de ellas, la de Miguel Baeza, es solo sobre el papel, ya que es a todos los efectos jugador del primer equipo y, de hecho, ni siquiera se le ha asignado dorsal en la lista que el club dio a conocer ayer. A los 20 que restan hay que sumarles los jugadores con ficha juvenil pero que con toda probabilidad van a contar para el técnico vallisoletano.

Seis caras nuevas

El Celta cerró el mercado con seis caras completamente nuevas para el filial celeste. Son el portero Patrick Sequeira (del Real Unión de Irún), los centrales Lucas Cunha (del Braga) y Brian Ferrares (del Cerro Largo), el centrocampista Jordan Holsgrove (del Reading tras estar cedido en el Atlético Baleares) y los extremos Bruninho Gonçalves (del Río Ave B) y Alfon González (del Getafe B).

Dos canteranos que suben del juvenil

Raúl Blanco Juncal y Carlos Domínguez Cáceres son los dos jugadores que acabaron la etapa juvenil y que tendrán su oportunidad con el filial celeste. No son dos nombres propios cualesquiera, ya que Blanco fue uno de los máximos goleadores del equipo y Domínguez, capitán del conjunto de Jorge Cuesta, fue el futbolista con más minutos y partidos en el juvenil el curso pasado.

Tres jugadores que siguen, pero pasan a tener ficha del filial

El guardameta Iago Domínguez -actualmente entrenando con el primer equipo-, así como Iker Losada y Lauti de León estuvieron en dinámica del Celta B el curso pasado y todos tuvieron minutos con este equipo, pero también con el juvenil, al que los dos futbolistas de campo regresaron en la recta final al no tener sitio fijo en el filial. Ahora, esa puerta se cierra para ellos, que pasan a todos los efectos al equipo de Onésimo al haber terminado la etapa juvenil.

Siete jugadores que continúan en las mismas condiciones

Un total de siete futbolistas tenían ficha del filial el curso pasado y la mantienen. Los más veteranos son los capitanes, Diego Pampín y Alberto Solís, que en ambos casos llegaron al filial procedentes del juvenil y afrontan sus respectivas cuartas temporadas. El mismo camino siguieron Sergio Carreira y José Fontán -ahora con el primer equipo-, que afrontan sus segundas temporadas con ficha del B después de compaginar este equipo y el juvenil en el curso 2018/2019.

Para los tres restantes, serán sus terceras temporadas. El portero Álvaro Fernández Calvo estuvo un año en blanco por lesión y solo pudo disputar tres partidos antes de ese percance, mientras que Souleymane Cissé, aunque estuvo disponible el curso pasado al completo, solo sumó 32 minutos en dos partidos, uno con Jacobo Montes y otro con Onésimo. En cuanto a Markel Lozano, llegó en el mercado de invierno y solo tuvo tiempo de jugar cuatro partidos antes del parón por coronavirus.

Un jugador que vuelve tras cesión

Riki Mangana vuelve al Celta tras haber estado desde el mercado de invierno cedido en el club contra el que ahora estrena temporada el Celta, el Guijuelo. El internacional con las categorías inferiores de Venezuela tuvo mucho protagonismo como céltico en Segunda B en la temporada 2017/2018, pero en las dos siguientes tuvo muy pocos minutos, lo que llevó a una cesión frustrada por el coronavirus pero en la que tampoco estaba teniendo el protagonismo que buscaba.

Un cedido por segunda temporada

Manu Justo llegó el Celta B a préstamo por el Elche en el mercado de invierno pasado y participó en dos partidos -marcando dos goles- antes de que se interrumpiera el campeonato. Ahora tendrá una segunda oportunidad en el club vigués, de nuevo en calidad de cedido.