Miñambres: «No creo que este mercado haya sido un fracaso»

El director deportivo ve posibilidades de hacer mejor temporada que la pasada


Vigo

El director deportivo del Celta, Felipe Miñambres, ha respondido hoy a las preguntas de los periodistas tras el cierre del mercado de fichajes. El responsable de la secretaría técnica del club, que ha asegurado que nunca se planteó dimitir, ha repetido en varias ocasiones que no cree que la plantilla se haya debilitado, emplazando a lo que suceda sobre el terreno de juego y destacando que si los jugadores suben su nivel, podrán hacer mejor curso que el pasado.

No oculta Miñambres que se intentó fichar hasta el último momento al surgir la opción de la salida de Vadillo, ya que antes, con la llegada de Murillo, el límite salarial no les daba margen. «Al concretar el fichaje de Murillo, con nuestro límite salarial no teníamos posibilidades de ningún fichaje. Tratamos de que salieran jugadores para aumentar ese límite salarial y fichar un delantero», deslizó.

Aunque había varios jugadores que no contaban, no aceptaron salir -«no les puedes poner una pistola», dijo Miñambres, explicando que uno de ellos pudo irse a un equipo Champions- y el penúltimo día de mercado surgió la posibilidad de que se marchara Vadillo, que «perdonó dinero porque quería jugar», reveló. «Es un jugador que no cuenta, hablando con el míster, lo normal es que jugara algún jugador del filial o juvenil y se acepta que salga», indicó. Además, reveló que Óscar no solo dio el visto bueno para ficharlo, sino que lo había querido incorporar cuando dirigió al Salzburgo.

Con la salida de Vadillo «se activan cuatro o cinco operaciones, algunas de ellas acordadas, pero por unas cosas u otras no acaban de cuadrar». Reveló, asimismo, que llegó a haber una opción que les satisfacía mucho prácticamente cerrada -sin decir el nombre del jugador-, pero cuando se había llegado a un acuerdo, les dijeron que no. «A partir de ahí, el míster dice que fichar por fichar o por hacer un número, no si no iba a hacer al equipo mejor». Fue hasta bien entrada la noche, las 23.30 horas, puntualizó, cuando siguieron intentando fichar. «Hasta el final tratamos de hacer algo, ninguna plantilla del mundo, ni Barça ni Madrid, está perfecta. Siempre te falta algo».

Respecto al hecho de que no se trajeran los jugadores que dijo Mouriño que se habían acordado con Óscar, señaló: «Uno tiene ideas y proyectos para hacer: vendemos este jugador, con ese dinero vamos a por otro... Pero cuando llega la realidad, ofertas que el año pasado tuvimos por jugadores no se dieron este año». Se refirió así a «un ideal que cuando se vio la realidad no fue posible». En ese momento no se descarta el fichaje de un jugador libre, si bien admitió que es muy complicado a pesar de que disponen de «algo de dinero con la salida de Vadillo y con algo que han entrado por la clasificación del Midtjylland para la Champions».

Miñambres rechaza que este mercado sea un fracaso personal y también que el equipo quede debilitado. «La mayoría de los jugadores de la temporada pasada siguen. Con Nolito y Murillo, que no empezaron la temporada». Considera que si todos están a su nivel, mayor que el ofrecido la temporada pasada, tienen un equipo que les hace «estar tranquilos. Si no lo están, tendremos problemas como el año pasado. Es momento de que los jugadores se reivindiquen, muchos son internacionales». Si están al máximo nivel, el equipo estará bien, agregó.

El director deportivo dijo comprender el  disgusto de buena parte de la afición si se pone en su lugar, alegando que el celtismo no dispone de toda la información para poder opinar. «Entiendo a la afición, no está en los despachos y en el día a día y no saben que después de la cesión de Murillo no podíamos afrontar fichajes. Yo también diría desde fuera: ‘¡Vaya mataos estos!’. No conocen la situación», valoró.

Repitiendo que no considera que este mercado sea un fracaso, lo resumió así: «Vinieron los que pudieron venir, dos se hicieron antes de acabar la pasada temporada, Tapia y Vadillo, luego llegó Baeza -que tiene ficha del filial porque ahí sí tenían margen en el límite salarial y al jugador no le importa- y Murillo, que era uno de los que queríamos que volvieran con nosotros». Sí han hecho autocrítica, asegura pero achaca todo al coronavirus: «Es un tema que a todos nos ha pillado con el covid. Sin eso, hubiera sido un mercado difícil como todos, pero no tanto. Con más posibilidades, es más fácil hacer las cosas».

Además, subrayó que Óscar ha estado al corriente de todos los movimientos en todo momento y que su mensaje tras el cierre de mercado ha sido «que con los que había era con los que hay que intentar ganar al Atlético». «Hay que buscar cosas positivas aunque las dos derrotas nos dejen mal sabor después de haber empezado bien», añadió.

A mayores, reveló que todos los jugadores a los que se le propuso accedieron a las peticiones del club para poder ampliar la masa salarial, lo cual entiende que habla de su «compromiso» y se fijó también el papel de los futbolistas de la cantera. Respecto a Gabri Veiga, José Fontán y Miguel Rodríguez, destacó que no están simplemente completando convocatorias, sino que están aportando al equipo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Miñambres: «No creo que este mercado haya sido un fracaso»