«Veo al Celta más compacto que la temporada pasada, lo veo fuerte»

El pucelano elogia el bloque defensivo celeste y su calidad y velocidad en ataque


vigo

Míchel Herrero Javaloyas (Burjasot, 1988) subió con el Valladolid de Segunda y Primera y lleva cinco temporadas en la escuadra pucelana. Desde la capitanía habla del asentamiento de su equipo en Primera, de la crisis del covid-19 en el mundo del fútbol y del paso adelante que detecta en el Celta, su rival del domingo en Zorrilla, esta temporada.

-Dos actuaciones dispares para comenzar la liga.

-Ante la Real solo un fallo nos impidió llevarnos los tres puntos ante un gran rival, pero sí es verdad que en Sevilla, contra el Betis, nos pitaron un penalti un poco dudoso, marcaron demasiado pronto y eso nos descentró. Igual no salimos lo enchufados que debíamos y debemos admitir que el primer tiempo fue de ellos y en el segundo lo intentamos arreglar, pero era difícil. Hay que tener en cuenta que el Betis que ha hecho un gran equipo y creo que han acertado con el entrenador que han fichado.

-¿El objetivo es vivir un año tranquilo?

-Nosotros estamos aquí para conseguir el objetivo lo antes posible y no podemos mirar más allá hasta entonces. Lo prioritario es la salvación.

-No obstante, parece que el equipo ha dado un salto de calidad con los fichajes.

-Ha venido Orellana, Bruno y varios fichajes que nos van a dar un plus a la plantilla, un buen salto de calidad. Y creo que falta algún refuerzo para poder ayudar y complementar la plantilla.

-¿Qué tal Orellana?

-Bien. Ha venido con muchas ganas, con mucha hambre de fútbol de ayudar al equipo y se le ve entrenando con muchas ganas. La verdad es que nos aporta mucho en el campo con la experiencia que tiene, la pausa que le da y el fútbol que tiene en su cabeza. Es una gran incorporación que tenemos que aprovechar.

-¿Cómo ve al Celta en este arranque de temporada?

-Vi el partido con el Valencia y veo que sigue con el estandarte de Iago Aspas, que está a buen nivel y ha hecho un gran equipo con las incorporaciones de Nolito, Emre Mor, Tapia o el regreso de Murillo. Veo al Celta más compacto que la temporada pasada, lo veo fuerte.

-La temporada pasada fueron rivales directos y tiene toda la pinta que lo volverán a ser.

-Lo más importante para todos es tener claro el primer objetivo que hay que tener. El Celta tiene un gran equipo y grandes futbolistas tanto el año anterior como este. Tenía equipo para no haber sufrido lo que sufrió, pero el fútbol ya sabemos cómo es. Se ha equilibrado mucho el nivel futbolístico de la Primera División.

-¿Percibe muchos cambios en la manera de jugar del Celta de esta temporada?

-Los defensas y los medios tienen el sistema muy claro, ese bloque es bueno y compacto y luego en ataque tienen jugadores habilidosos y rápidos. Hay que tener cuidado con eso, pero nosotros también tenemos nuestras armas.

-En casa están muy fuertes en los últimos años.

-En casa es lo que nos salva siempre. Nos sentimos más fuertes que fuera, tratamos que se escapen los menos puntos posibles y esperamos que este año siga todo igual.

-¿Qué le ha dado estos años Sergio González al Valladolid?

-Lo que necesitaba. Cuando vino estábamos en Segunda División fuera del play off faltando 12 partidos, nos metió, nos ascendió y llevamos dos años en Primera consiguiendo el objetivo.

-Apostando por el buen fútbol.

-Desde el primer día el míster nos inculcó lo de jugar la pelota y lo hemos trasladado al campo. Nosotros siempre intentamos jugar y luego ya las circunstancias del partido mandan.

-¿Coincide en el diagnóstico que la liga española se ha devaluado?

-El fútbol español siempre ha sido el mejor del mundo con los mejores futbolistas, aunque sí es cierto que con la salida de algunos a otras ligas igual le han restado jerarquía. Pero la liga es de lo mejor que hay y económicamente creo que se ha equiparado un poco más todo. Ahora mismo cualquier equipo le puede ganar a cualquiera.

«Veo algunas medidas coherentes, pero otras un poco estúpidas como la de ducharnos en casa»

Cada vez son más los futbolistas que hablan de algunas medidas del protocolo de LaLiga en materia de prevención del covid-19. Como Beltrán, Míchel también ve estúpido ducharse en casa cuando están todo el día en contacto entre compañeros.

-¿Qué tal el inicio de liga?

-Un poco atípico por la situación del covid en toda España, no solo en el fútbol, sino en la vida cotidiana de cada uno. En el fútbol nos afecta de una manera diferente, todo un poco más raro porque todo es muy estricto. Todo son precauciones para no contagiarnos, pero algunas las vemos demasiado estrictas y otras menos. Es un poco raro todo, pero ha comenzado la competición, lo que más nos gusta.

-¿Comparte con Beltrán que lo de cambiarse en casa es una chorrada?

-Veo algunas medidas coherentes, pero hay otras que las veo un poco estúpidas como ducharnos en casa. No es lógico lo de los vestuarios cuando nos hacemos dos PCR por semana y sabemos perfectamente que ninguno lo tenemos y no creo que sea un riesgo ducharnos juntos o estar en el vestuario. Si entrenamos juntos, chocamos juntos y nos cubrimos en un córner todos juntos, no veo lógica la medida, pero nos tenemos que acoplar lo antes posible, nos guste o no.

-¿Se ha convertido el fútbol en una especie de burbuja?

-Ellos quieren que juguemos, nosotros queremos jugar y sobre todo queremos seguridad para nosotros y nuestras familias. Soy partidario de jugar y de ayudar a que no se pierda el fútbol y que podemos hacer disfrutar a la gente aunque sea desde casa, pero hay que velar por la seguridad.

-¿El fútbol ha cambiado?

-Al fútbol le falta lo más importante, que es la afición, el apoyo de su gente. Para todos los futbolistas jugar sin público y en estas condiciones y con este silencio es muy extraño. Es totalmente diferente a lo que hemos jugado toda la vida.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Veo al Celta más compacto que la temporada pasada, lo veo fuerte»