Cada día que pasa, menos opciones de fichar portero


Vigo

A 13 días del cierre del mercado, el Celta sigue sin resolver el gran enigma de la portería, aunque todo apunta a que no habrá movimientos. Cuanto más se alarguen los plazos, menos posibilidades hay de que el club atienda la reclamación de Óscar García de contar con otro portero del primer equipo para paliar las lesiones de Rubén y Sergio. El problema es que el Celta puede encontrarse con cuatro porteros en la plantilla en diciembre, pero al mismo tiempo está corriendo el riesgo de contar solo con uno cuatro jornadas más. Cualquier percance que le sucediese a Iván Villar podría ser dramático.

¿Tiene el Celta tomada la decisión con la portería?

Parece que sí en el sentido de no fichar, pero decidirán los acontecimientos. Cuanto más tiempo pase, más posibilidades hay de que no mueva ficha en la portería. De entrada, tendría que seguir cuatro partidos más (ante Valladolid, Barcelona, Osasuna y, dependiendo del día de señalización, el Atlético) en la situación actual. Un trecho importante de temporada para dar continuidad a una situación de interinidad.

¿Cuándo puede volver Sergio Álvarez?

El portero de Catoira se lesionó el pasado 18 de mayo, cuando sufrió una rotura de meniscos de la rodilla derecha. Fue dado de baja poco después para inscribir a Nolito y la normativa indica que deben pasar cinco meses desde el momento de la lesión para poder ser dado de alta de nuevo, lo que significa que podría volver el 18 de octubre. Más allá de los plazos, está su recuperación física y su retorno a la actividad.

¿En qué fase se encuentra la recuperación de Sergio?

Después de superar el coronavirus, que lo tuvo dos semanas apartado de A Madroa, Sergio apura los plazos para comenzar a trabajar con el grupo. Una vez que esté en condiciones, debe recuperar sensaciones, medir distancias y aclimatarse de nuevo a todas las referencias y códigos propios de la portería.

¿Cuál es el plazo para la recuperación de Rubén?

El mosense cayó lesionado el 7 de julio en el partido de Liga ante el Atlético en Balaídos. Le diagnosticaron arrancamiento del tendón del recto femoral derecho y se estableció un período de recuperación entre cuatro y cinco meses. Por el momento, ha pasado algo más de dos y, de cumplirse el mejor de los escenarios, volvería en el mes de noviembre. Por ahora, y según el parte médico, Rubén Blanco realiza trabajo de fisioterapia. Su evolución hasta la fecha es positiva.

¿Cuáles son los riesgos de tener un solo portero del primer equipo?

Al margen de los imponderables tradicionales (la opción de una lesión o una expulsión), aparece el riesgo propia de la pandemia. Un positivo por covid-19 de Iván Villar dejaría la portería en manos de un juvenil o de un guardameta del filial. La llegada desde el Real Unión de Patrick Sequeira, con portero costarricense contratado en el fútbol de bronce, podría aliviar la situación.

¿Cuál es el problema para fichar a un portero?

Que en diciembre el Celta podría contar con cuatro porteros y otras tantas fichas. No resulta muy habitual en el mundo del fútbol, y menos en el escenario actual, que un equipo dedique 4 de sus 25 licencias (el 16 %) de su plantel a los porteros. En el Celta, hasta el curso pasado, eran dos guardametas del primer equipo y un tercero que tenía ficha y jugaba con el filial. La llegada de Iván dio paso a un tercer meta.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Cada día que pasa, menos opciones de fichar portero