Aspas marca en los albores de la liga un lustro después

En el 2015 marcó en la primera jornada, pero nunca había llegado a dos a estas alturas


vigo / la voz

Iago Aspas tarda en marcar por norma. Es uno de los pocos peros que refleja su estadística y que corrobora su dilatada historia balompédica. Solo en una ocasión marcó en la primera jornada (fue en el 2015 ante el Levante) y el sábado por primera vez anotó un doblete tan rápido. Además, los tantos al Valencia significan su mejor registro en un arranque de liga. Nunca llevó dos dianas a estar alturas.

«Tenía esa idea que le costaba marcar a los principios de temporada», comentó el propio Óscar en su conferencia de prensa tras el partido del sábado. Porque en los últimos años nunca se había estrenado antes de la tercera jornada e incluso en dos ocasiones diferentes tuvo que esperar hasta la octava. Daba igual que estuviese más o menos acertado en el verano, porque llegaba la liga y el primer tanto siempre se resistía. Algo que también se repitió en su época del filial, en Segunda con el Celta y en Sevilla el año que pasó por el equipo que entonces entrenaba Emery.

En esta edición de la liga volvió a mostrar su cara más letal y ante el Valencia tuvo una efectividad del 100 %: dos tiros entre los tres palos y dos goles.

«El primero es un regalo de Nolito», comentó el delantero de Moaña recordando el entendimiento especial que tiene con el andaluz. En el segundo tiró de experiencia y paciencia: «Tenía miedo de que pasara como el año pasado en Mestalla cuando ellos pusieron a Dani Parejo en el palo y me la sacó. Por eso tardé un poco en acomodarme, vi que no había nadie y tuve la certeza de meterla ahí». Un doblete que nunca había conseguido a las primeras de cambio.

Los goles de Iago Aspas le han dado al Celta 45 puntos en las últimas cuatro temporadas, un registro que solo iguala Messi para el Barcelona pero con más goles: 95 del argentino y 58 del de Moaña, que ya suma 102 goles en 201 partidos con el conjunto vigués en la máxima categoría. Desde el 2015 sus goles le han dado el 30 % de los puntos al equipo.

Los dos tantos cargan de confianza al equipo vigués y al propio Aspas, que quiere postularse para la carrera para la Eurocopa, algo que solo puede conseguir a base de dianas.

Siete goles del moañés de falta directa en los últimos 33 intentos

Aspas ha dado un giro radical en el balón parado y pasó de no marcar un solo gol en sus primeros 20 intentos en la máxima categoría a hacer diana en 7 de las últimas 33 faltas botadas según los datos de MisterChip.

Aspas se adentró en la senda del acierto del balón parado en un duelo ante el Sporting de Gijón, cuando marcó en El Molinón colocando el balón por debajo de la barrera, luego repitió ante el Espanyol, con el Deportivo en el derbi y en la temporada 18/19 le marcó al Girona y el famoso gol al Villarreal que cambió la historia de una temporada con muy mala pinta.

El curso pasado fue el Barcelona su víctima con el tanto que supuso el empate en Balaídos y ahora es el Valencia quien sucumbe a su calidad con su séptima diana a balón parado. En Balaídos suyos son tres de los últimos cuatro goles celestes de falta. En medio queda el convertido por Nolito ante el Betis sorprendiendo al portero por el palo corto.

A las faltas directas hay que añadirle también los penaltis, ya que el moañés es el primer lanzador del Celta desde hace tiempo. El curso pasado anotó cinco dianas desde los 11 metros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Aspas marca en los albores de la liga un lustro después