El nieto del excéltico Pedrito que contagia celtismo en Cádiz

Iker González heredó la afición por el Celta de su abuelo, vinculado al club como jugador y entrenador durante años

Iker, con sus amigos Edgar, Christian, Javi, Alberto, Raúl y Pablo
Iker, con sus amigos Edgar, Christian, Javi, Alberto, Raúl y Pablo

Vigo

Un tuit con una foto de siete amigos vestidos con la camiseta del Celta y mencionando al club llamaba la atención de algunos celtistas este martes. Porque la particularidad, según expresaba el autor del tuit, era el lugar donde había sido tomada la foto: «Les pego a mis amigos la pasión por el Celta en Cádiz», escribía Iker González, de 18 años. ¿Y de dónde viene esa pasión? Pues de familia, porque Iker es nieto de Pedrito, el mítico excéltico fallecido el año pasado que fue jugador y entrenador de la base y que, además, es padre de Lucas, del dúo musical Andy y Lucas, tío por tanto de Iker.

«Todos los que salimos en la foto somos de Cádiz, incluido yo, pero mi abuelo jugó en el Celta y eso siempre ha hecho que sea del equipo», explica Iker. Pedrito y su esposa habían mantenido un vínculo muy especial con Vigo tras dejar la ciudad y pese al paso de los años -acudían cada año a la reunión de antiguos jugadores- y, pese al fallecimiento del excéltico, su familia mantiene esa unión. «Por la relación que tenía mi abuelo y mantiene mi abuela, todos los años nos mandan ropa, así que le dejé una camiseta a cada amigo para ir todos vestidos del Celta, que me encanta y se lo intento pegar un poco a ellos», relata.

Iker tiene muy presente el amor por el club celeste que sentía Pedrito. «Siempre que había un partido del Celta, él no se lo perdía. Prefería verlo a ver uno del Cádiz. Entonces, quieras que no, te vas contagiando», comenta el gaditano. Además, a él le encanta el fútbol. «Ahora se puede decir que el Celta es mi segundo equipo. Me encanta verlo jugar, la fición y todo», añade.

Además, se siente orgulloso de la huella que dejó su abuelo en Vigo, donde se le rindió homenaje con un minuto de silencio tras su muerte y estando presente en Balaídos su tío Lucas. «Tengo la suerte de que el Celta se porta con mi familia de lujo y todos los años nos mandan camisetas y chándals. Aunque mi abuelo haya fallecido, mi abuela sigue teniendo contacto con el club», recalca. 

Para esta temporada, con motivo del ascenso de su otro equipo, el Cádiz, a Primera, tenían un plan que puede verse afectado por la pandemia. «Si el coronavirus lo permitiera, mi abuela y yo íbamos a ir allí a ver el Celta-Cádiz», revela. Sería su primera visita a Vigo: «No he estado nunca, pero me encantaría porque me gusta el equipo y mi padre es de Vigo», dice en referencia a que nació en la época en que Pedrito formaba parte del club. Tanto él como el resto de sus tíos se consideran también celtistas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El nieto del excéltico Pedrito que contagia celtismo en Cádiz