Iago Aspas alcanza los 200 partidos con la camiseta del Celta en Primera

El moañés ha anotado un total de 101 goles con el equipo vigués en la máxima categoría


VIgo

El delantero céltico Iago Aspas disputó ayer su partido número 200 en Primera con el Celta, dato por el que recibió la felicitación tanto del club vigués como de La Liga. La cifra de goles en estos dos centenares de encuentros, que no pudo ampliar frente al Eibar, es a día de hoy de 101 dianas que contribuyeron, como recordó la entidad viguesa, a que fuera el máximo goleador española de la Liga en tres temporadas consecutivas, entre el 2016 y el 2019.

Aspas debutó en la máxima categoría del fútbol español siendo jugador del Celta en la temporada 2012/2013, la primera de la actual etapa del equipo en la élite y tras haber sido clave en el ascenso. Su primer partido fue frente al Málaga en la primera jornada de ese curso el 18 de agosto del 2012 con resultado de derrota celeste por la mínima en los últimos minutos (0-1).

Ese curso sumó Aspas sus primeros 34 partidos y, tras la salvación del equipo, puso rumbo a Liverpool para después recalar en Sevilla. Con el conjunto hispalense disputó 16 encuentros que suman para su historial en Primera, de un total de 216 compromisos.

Sería en la campaña 2015/2016 en la que regresaría a Vigo para seguir sumando en su cuenta celeste. Como jugador del Celta en Primera solo bajo de la treintena de partidos disputados en la temporada 2018/2019, cuando pasó casi tres meses lesionado. Quitando ese año, su cifra más baja son los 32 de la temporada 2016/2017, en la que el equipo simultaneó tres competiciones, llegando a semis de Europa League y Copa, y Berizzo tuvo que dosificar esfuerzos.

Su máximo fue el curso pasado, cuando solo se perdió un partido por sanción, sumando 37. Fue titular en todos ellos y pieza clave tanto para Fran Escribá como para Óscar García Junyent. También fue su año de más minutos, sobrepasando por única vez hasta ahora la barrera de los 3.000 (sumó 3.263).

En su partido 200, según datos de Afouteza e Corazón, Iago Aspas, fue el futbolista céltico con mayor acierto en el pase (78,1 %). Además, tocó un total de 45 balones, más que los centrales (Joseph Aidoo y Néstor Araujo), a los que superó también en pases.