Emre Mor se queda y el Celta prioriza dos peticiones del técnico

El fichaje del portero sigue siendo un asunto pendiente a tres días del arranque


Vigo

Emre Mor tendrá una tercera oportunidad en el Celta. El jugador parece haber aprovechado la pretemporada y ahora debe demostrar su valía en la liga. Su continuidad en Vigo tiene su repercusión en el tope salarial, al ser un jugador con una remuneración importante. Su continuidad y la paralización absoluta del mercado llevan al conjunto vigués a marcarse prioridades, que pasan por cubrir dos de las demandas de Óscar García para la columna vertebral. Uno de ellos, en teoría, debería ser el portero, pero a tres días del inicio liguero nada indica que Iván Villar vaya a tener compañero de viaje para Ipurua.

Emre Mor es una de las buenas noticias del verano. El turcodanés llegó a Vigo pidiendo una nueva oportunidad y de entrada ya se ha hecho con una ficha para el próximo curso después de ofrecer un buen rendimiento en el trabajo diario y en los encuentros amistosos. Ante el Eibar comenzará el examen definitivo para un jugador que podría convertirse en el fichaje del verano. Tiene rapidez, calidad y uno contra uno, tres aspectos esenciales para aprovecharse de la presión tras pérdida que está intentando implantar el entrenador de Sabadell en el equipo.

La continuidad de Mor y la recuperación de Juncà, otro de los que revirtió su situación, parecen cerrar la vía de reforzar las bandas y los esfuerzos del club se centrarán en las cuatro semanas escasas que restan de mercado en solidificar la columna vertebral del equipo como ha reclamado Óscar García Junyent.

De entrada el Celta pretende atender dos de esas cuatro prioridades (portero, central, mediocentro y delantero). En teoría el puesto más acuciante a reforzar es el de portero, pero la contratación de un guardameta no parece un asunto cerrado del todo a estas alturas porque el Celta corre el riesgo de juntarse con cuatro porteros en el mes de noviembre, pero al mismo tiempo parece impensable dejar a Iván Villar solo durante el primer mes y medio de competición.

La premisa del conjunto vigués, de fichar, es que el portero que venga acepte que puede no ser titular (la apuesta sigue siendo Rubén Blanco, un guardameta al que consideran top desde la cúpula). En estos momentos el club se mueve en todas las direcciones (jugadores con experiencia en la liga y otros en el concierto internacional) y Beto, el nombre que más ha sonado en los últimos tiempos, no parece la primera opción.

No obstante, salvo novedad, Iván Villar será el titular en Ipurua y Iago y Ruly García formarán parte de la convocatoria de 23 jugadores para la primera jornada de liga.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Emre Mor se queda y el Celta prioriza dos peticiones del técnico