Tapia y Vadillo, las dos caras del verano celeste

El peruano fue el hombre del partido, mientras el andaluz fue el séptimo cambio y apenas entró en juego


Vigo

Renato Tapia fue el hombre del partido y seguramente el gran protagonista del verano del Celta. Frente al Sporting, el peruano con pasaporte holandés parecía tener el don de la ubicuidad y parecía estar en todas partes. Por contra, Álvaro Vadillo fue el séptimo cambio y apenas entró en juego en los escasos 20 minutos que estuvo en el campo. En medio de ambos se sitúa Baeza, que jugó el primer tiempo y volvió a dejar destellos de calidad.

Tapia a día de hoy parece tener el cartel de titular en el centro del campo. El peruano aportar presión y agresividad desde la posición de pivote, no tiene ningún reparo en adelantar su posición si ve opciones de prosperar en ataque y una y otra vez se mete entre centrales a la hora de sacar el balón. Parece estar, además, en un buen momento físico.

El lado contrario lo representa Álvaro Vadillo, que solo fue titular ante el Lugo y apenas jugó dos ratos ante los dos equipos asturianos. Ante el Oviedo salió en banda izquierda y ayer lo hizo en la derecha y en ambos casos su protagonismo fue del todo escaso. Resulta chocante, además, que en un equipo necesitado de jugadores específicos de banda haya tenido una presencia testimonial. Ante el Lugo, saliendo de cara, tampoco tuvo protagonismo.

De los tres fichajes, en el medio de estos dos extremos se queda Miguel Baeza, que jugó de inicio en los tres partidos y que combinó la banda con el pasillo central, ya fuera desde el pivote como ayer, como en la media punta por detrás de Iago Aspas.

Además del exCastilla, solo otros dos jugadores han sido titulares en los tres partidos: Iván Villar y Fontán. El portero para buscar confianza a base de minutos y el central del filial como alternativa a la ausencia de Murillo.

Sin minutos para Sáenz y el Toro

Solo dos jugadores, además de los porteros, se quedaron sin jugar entre los 23 convocados por Óscar García para el partido ante el Sporting. Fueron el central Jorge Sáenz y el delantero Toro Fernández. Llama la atención lo del central cedido por el Valencia porque en toda la pretemporada solo jugó unos minutos ante el Oviedo en su posición natural, ya que ante el Lugo salió de cara pero como mediocentro.

El delantero uruguayo había jugado dos ratos en los dos partidos anteriores pero ayer no llegó ni a pisar el terreno de juego, aunque sí estaba convocado y su cesión sigue siendo un asunto pendiente.

Quienes jugaron de nuevo ayer fueron Juncà y Emre Mor pero los dos estuvieron de lo más discreto, acordes con el equipo. En el caso del atacante, un punto revolucionado y con líos con los rivales. Como antaño.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Tags
Comentarios

Tapia y Vadillo, las dos caras del verano celeste