La élite del fútbol juvenil, en el limbo

Los equipos de División de Honor, que dependen de la RFEF y del CSD carecen de un protocolo propio para comenzar a entrenar y el de LaLiga es inasumible


vigo / la voz

El Val Miñor de la División de Honor de juveniles tuvo su presentación el pasado lunes, pero la plantilla se tuvo que marchar para casa sin poder entrenar. ¿El problema? Que al tratarse de una competición de ámbito estatal y en donde juegan equipos de varias autonomías (los gallegos coinciden por norma con asturianos y cántabros) el protocolo debe estar dictado desde la Federación Española y el Consejo Superior de Deportes, algo que no ha sucedido, lo que dejaría como única salida que los equipos cumplan el protocolo de la LFP, que si dictó el CSD, algo impensable para la gran mayoría de las escuadras a excepción del Celta (en el caso del trío vigués que completa el recién ascendido Choco).

«O problema é o División de Honra. O CSD non acaba de asumir a competencia e non saca un protocolo adaptado a nós, porque como teñamos que cumprir o protocolo do fútbol profesional é que é incumprible: circuíto pechado de cámaras de védeo para a entrada e a saída, test.. é unha cousa que está fóra da realidade e non sei como se vai a resolver iso», comenta Alejandro Villar, el coordinador del cuadro del Val Miñor, todo un clásico de la máxima categoría juvenil pero con una estructura y unas posibilidades económicas a años luz del fútbol profesional.

El recién ascendido Choco todavía no ha movido ficha ante tanta incertidumbre. «Del juvenil tampoco sabemos protocolos. Para los clubes aficionados en juveniles tener el protocolo de fútbol profesional es imposible. Con controles cada dos por tres... es inviable para todos. Protocolos así por temas económicos no lo cubrimos, igual cuesta unos ochenta mil euros, son inasumibles», comenta Iván Crespo, el presidente de la entidad de Redondela. La situación será diferente a partir del lunes para las competiciones de ámbito autonómico después de que ayer se celebrase una reunión entre los clubes, la RFGF y la secretaría xeral para o deporte, que en absoluto quiere saber nada de las competencias del CSD. «A nivel autonómico vai a saír un protocolo o luns e todos os equipos que se rexen pola federación galega poden empezar a semana que ven», comenta Villar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La élite del fútbol juvenil, en el limbo