Un impago de 300.000 euros tensa la relación entre Celta y Concello

El club ya se ha gastado el dinero de la subvención y anuncia medidas legales


vigo / la voz

Un nuevo conflicto entre el Concello y el Celta agría aún más las distante relación entre Carlos Mouriño y Abel Caballero. La administración local acaba de rechazar el abono de la subvención nominativa de 295.000 euros a la Fundación Celta que estaba presupuestada para la temporada 2018-19 para la dinamización del deporte de base.

El club celeste ya realizó los gastos en previsión de cobrar esa ayuda como venía haciendo durante los últimos años y ahora deberá afrontarlos con sus propios recursos a no ser que un juez decida lo contrario. Mouriño ha presentado por registro un duro escrito al Concello en el que amenaza al alcalde con acudir a la vía judicial si no hace efectivo el abono que estaba comprometido en los presupuestos del 2019.

En la misiva reprocha al gobierno municipal haber defraudado las expectativas que había generado al club y lesionar el principio de confianza.

El presidente del club da al Concello un plazo de tres meses para que pague porque, en caso contrario, anuncia que acudirá a la vía contencioso administrativa. De hecho, la carta que Mouriño le ha enviado al alcalde, es un «paso previo a interponer la acción judicial», según consta en la misma.

En nombre de la Fundación Celta, recuerda al alcalde que esta entidad, constituida en 1996, recibe apoyo del Concello para su proyecto de dinamización de las entidades de élite del fútbol base. El 23 de diciembre del año pasado, la Fundación presentó ante el Concello un escrito solicitando el abono de la subvención correspondiente a la temporada 2018-19, que estaba asignada en los presupuestos del 2019.

Adjuntó entonces toda la documentación acreditativa de las diferentes circunstancias que el Concello venía exigiéndole a la fundación. Un mes después, presentó una relación de todas las facturas justificativas de los gastos. El Concello no requirió a la Fundación que mejorase o completase la solicitud. Dado el tiempo transcurrido, el Celta consideró suficiente la documentación aportada y correctos los términos en los que se planteó la solicitud.

Carácter obligatorio

El Celta exige la subvención desde el momento en el que la partida de 295.000 euros aparece consignada a su nombre en los presupuestos. «La subvención nominativa por previsión en los presupuestos locales adquiere, desde el momento en el que se formaliza la decisión política de otorgarla, un carácter vinculante», se expresa en el escrito que ha sido redactado por un experto en leyes. «La administración, al decidir incorporar la subvención a los presupuestos, generó un compromiso de gasto», se puede leer en otro de los párrafos.

El Celta siente que el Concello les ha dejado en la estacada al comprometer unos ingresos y luego negarlos. «Indujo a la Fundación la creencia asentada en la futura concesión, por lo que adaptó sus gastos contando con la aportación de dicho capital, viendo ahora defraudadas las expectativas creadas por el Concello», lamenta Mouriño en la carta que le ha enviado al alcalde. De esta forma, el club asumió el pago de una serie de gastos vinculados a la finalidad pública del fomento del fútbol base para entidades de élite.

Caballero no se ve obligado a ayudar al club aunque consignara una partida en 2019

La última Junta de Gobierno Local ha aprobado rechazar la solicitud de abono de la subvención de 2019 realizada primero el 30 de abril del año pasado y por Mouriño el pasado mes de junio bajo amenaza judicial. La secretaria municipal ha emitido un informe desfavorable a dicho abono, que es en el que se sustentan los miembros del gobierno para fundamentar su rechazo.

Según el informe jurídico, la subvención nominativa no implica per se una obligación de pago y correlativo derecho de cobro del beneficiario. Requiere de la previa tramitación de un procedimiento de concesión que generará, en caso de resolverse favorablemente, el derecho de cobro del beneficiario. «Non consta un expediente de resolución da concesión ou convenio. Non constan facturas xustificativas de pago», expresa el informe de la letrada Susana Gallardo.

Ausencia de trámites

Tampoco aparece la realización de ningún trámite administrativo del Concello dirigido a la Fundación Celta, «de xeito que non se pode concluír a existencia de indicios de que ía aprobar a subvención». Por otra parte, también considera que no se vulnera el principio de confianza, puesto que, pese a que el importe de la subvención está consignado en el presupuesto de 2019, «la ausencia de resolución de la concesión o convenio, impide que la subvención fuera concedida».

El Concello ya eliminó la partida de la subvención a la Fundación Celta de Vigo en los presupuestos del presente ejercicio, generando una gran polémica.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Un impago de 300.000 euros tensa la relación entre Celta y Concello