Álvaro Vadillo para paliar la falta de extremos de la plantilla céltica

El futbolista llega tras acabar contrato con el Granada y firma hasta el 2023


vigo / la voz

Álvaro Vadillo es el segundo refuerzo del Celta para la temporada 2020/2021. Tras el anuncio el día anterior de la llegada de Renato Tapia, la entidad oficializaba ayer el fichaje del extremo gaditano. Las dos incorporaciones estaban ya pactados desde hacía semanas, aunque a expensas de que se consiguiera la permanencia en Primera que el club vigués firmó in extremis el pasado domingo. Se compromete por res temporadas, hasta el año 2023.

Vadillo llega para cubrir una carencia que el Celta venía arrastrando en su plantilla en las últimas temporadas: la de la posición de extremo. Ante las apuestas fallidas por futbolistas como Emre Mor o Pione Sisto, los últimos entrenadores del equipo habían tenido que buscar otras soluciones. Lo reconocía Óscar en una de sus últimas ruedas de prensa de esta temporada al comentar que no tenían «extremos natos». Lo es Vadillo, que aunque habitualmente juega por a izquierda, también se desenvuelve sin problemas por la derecha.

En esas características que reúne el nuevo céltico y que faltaban en la plantilla hacía hincapié el club en el comunicado con el que oficializaba el fichaje: «El equipo celeste gana desborde, velocidad y habilidad para los dos costados de su ataque», indicaban. Ponían el foco en que se trata de un «extremo habilidoso que puede jugar por ambas bandas y destaca por su regate, velocidad y capacidad de asistir a sus compañeros de ataque».

Su perfil parece el adecuado para tratar de poner fin al problema de una plantilla que en las últimas temporadas ha dado en demasiadas ocasiones la impresión de estar descompensada. Para él es un reto que afronta con responsabilidad, según se desprendía de sus palabras en redes sociales tras hacerse público su fichaje. Porque Vadillo Vadillo aseguraba ser «consciente de la exigencia que conlleva esta camiseta» y se mostraba al mismo tiempo «preparado para defenderla». Considera que está dando «un paso importante» en su carrera y se declara «tremendamente ilusionado» con la etapa que emprende.

Vadillo, que el próximo septiembre cumplirá 26 años, viene de completar su curso de mayor protagonismo en Primera con el Granada, aunque ya había debutado en la categoría con el Betis en el 2011 cuando tenía 16. El Celta destacaba ayer su dilatada experiencia en el fútbol profesional, con más de 200 partidos y 63 de ellos en la máxima categoría, donde ha marcado tres goles, todos ellos la pasada temporada. Cuenta también experiencia en competición continental, pues sumó 299 minutos en UEFA con el Betis en la temporada 2012/2013, anotando incluso un gol contra el Vitória de Guimarães. Fue internacional con las categorías inferiores de la selección española.

Su salida del Granada al terminar su contrato era un secreto a voces, pese a que las partes llegaron a estar muy cerca del acuerdo para la renovación. No jugaba desde antes del parón por el coronavirus y el martes se despedía hablando de que dejaba atrás «una familia». Su último partido fue precisamente ante el que entonces era su futuro equipo el 29 de febrero y con resultado de 0-0.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Álvaro Vadillo para paliar la falta de extremos de la plantilla céltica