El Celta comienza la reconstrucción oficializando la llegada de Tapia

la voz VIGO

GRADA DE RÍO

El centrocampista peruano firma por cuatro temporadas y llega libre

22 jul 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

El Celta comienza a oficializar las operaciones que tenía cerradas y pendientes de certificar la permanencia y dos días después de finalizar la liga anunció el fichaje de Renato Tapia, el mediocentro peruano que finalizó contrato con el Feyenoord y que llega a Vigo como agente libre. Firma por cuatro temporadas y a priori, pendiente de movimientos, está llamado a luchar por una titularidad con Okay y Fran Beltrán. La opción de Bradaric parece depender de que el turco cambiase de aires.

«El RC Celta ha cerrado la contratación del centrocampista peruano Renato Tapia, quien terminó contrato con el Feyenoord el pasado 30 de junio y firma hasta el año 2024. El conjunto celeste suma de esta manera despliegue físico, recuperación de balón y velocidad en la creación de juego con la llegada del internacional sudamericano», anunció el conjunto vigués en la mañana del martes.

El acuerdo con Tapia estaba cerrado desde finales del pasado mes de mayo, pero la situación deportiva y que el pivote aun no había finalizado su contrato con el conjunto holandés fue demorando el anuncio. Incluso fuentes de su entorno llegaron a insinuar que el peruano continuaría en Europa pero en un equipo que disputase competición continental. Quizás este fuera el plan B en caso de que los vigueses cayeran a Segunda.

Ahora, con un noveno curso en Primera asegurado, el Celta necesita pilares en el centro del campo para consolidar el equipo. Con Renato Tapia tres serían los mediocentros defensivos con contrato en vigor: Okay Yokuslu y Fran Beltrán, aunque el seseñero se ha descolgado más hacia la media punta en la fórmula del trivote. El peruano cubrirá por el momento la vacante que deja Pape Cheikh, que debe regresar al Olympique de Lyon y Bradaric, cuya opción de continuidad parece pasar por la venta de Okay. El turco, especialmente su agente, no para de repetir que un grande de Europa es el destino anhelado por su cliente.

Tapia, un mediocentro de 185 centímetros, puede aportar músculo a la medular, en donde ha jugado con el 4-3-3 como sistema en Holanda, pero también como pivote único en un 4-1-4-1. Responde al perfil de comodín y apuesta más por una posición fija que en sumarse al ataque. Cemento para la contención.