Ningún futbolista termina contrato en el plantel del Celta

Xosé Ramón Castro
x. r. c. VIGO / LA VOZ

GRADA DE RÍO

LA LIGA

Murillo parece el objetivo prioritario entre los cedidos y el club podría hacer caja por jugadores como Araujo, Okay o Pione Sisto

21 jul 2020 . Actualizado a las 21:48 h.

El Celta comenzará a edificar su nuevo proyecto para su noveno año en Primera División partido de un plantel con 20 jugadores con contrato en vigor, aunque alguno de ellos no continuará con toda probabilidad. Entre los cedidos la prioridad es Murillo, la opción de fichar un portero parece estar encima de la mesa por primera vez y las ventas podrían afectar a Araujo, Okay y Pione Sisto.

CONTRATOS

Plantilla de largo recorrido

Ni un solo jugador de la plantilla actual del Celta finaliza contrato después de la ampliación de Sergio Álvarez y la no aplicación de la cláusula de Kevin. La misma situación que el de Nigrán la tiene Juan Hernández, que terminó la temporada, pero falta por ver si la continuidad era aplicando la renovación automática o fue una ampliación de contrato en 19 días. El Celta tiene para la próxima temporada a 20 jugadores con contrato en vigor, tres de ellos cedidos en otros clubes.

LOS CEDIDOS

Murillo parece el objetivo prioritario entre los cinco que finalizan

Cinco jugadores quedaron desvinculados de un modo definitivo en el día de ayer del Celta a la espera de movimientos. De todos ellos, es Murillo el futbolista cuya continuidad más interesa y por quien ya está negociando el conjunto vigués, una situación que se puede repetir con Rafinha, aunque el hispanobrasileño va a tener un mercado importante para elegir. No puede descartarse algún movimiento por Bradaric, siempre cumplidor, algo que no sucederá con Smolov, cuya ficha sería inasumible para el equipo. Tampoco se aventura ningún movimiento por Pape. La continuidad de Lucas Olaza ya estaba cerrada.

¿Qué cedidos deberían seguir?

LA PORTERÍA

Tres porteros con contrato en vigor y solo uno disponible

No puede descartarse que por primera vez desde el 2013 el Celta vaya al mercado en busca de un portero. Porque la plantilla tiene en estos momentos a tres con contrato pero solo Iván Villar estará disponible para los dos primeros meses. Rubén Blanco no estará apto hasta noviembre y Sergio podrá recuperar su ficha un poco antes.

LAS VENTAS

Araujo, Okay y Pione Sisto en el punto de mira

Tres jugadores son susceptibles de cambiar de aires. El central Néstor Araujo podría estar en la órbita del Valencia (un cliente clásico de los célticos), Okay Yokuslu quiere jugar en un equipo con más caché dentro del concierto del fútbol continental y a Pione Sisto solo le queda un año de contrato, lo que significa en el Celta un cambio de aires salvo renovación, algo que parece improbable.

 

CEDIDOS EN OTROS EQUIPOS

Deben volver Emre Mor y Jozabed y está en el aire Costas

Emre Mor causará un nuevo problema este verano después de su fallida cesión a Galatasary y Olympiacos. Al turcodanés todavía le quedan dos años de contrato. Jozabed, desvinculado del Girona, tiene uno más y está por ver el futuro de David Costas, que tiene una opción de compra obligatoria si el Almería sube a Primera.

Robert Mazan se desvincula de los vigueses

El Celta anunció ayer el primer movimiento en su plantilla, la desvinculación del lateral zurdo Robert Mazan. El jugador tenía dos años más de contrato, pero ambas partes han llegado a un acuerdo para separar sus caminos. La entidad viguesa ha querido expresar al internacional eslovaco «su más sincero agradecimiento por su actitud y compromiso», así como desearle «el mayor de los éxitos en su nueva etapa profesional».

Mazan llegó al Celta procedente del MSK Zilina en el mercado de invierno del 2018. Solo ha disputado cuatro partidos como céltico y apenas 362 minutos.

La permanencia valida los fichajes de Vadillo y Tapia

Todo indica que el Celta tiene un preacuerdo desde hace tiempo con el andaluz Álvaro Vadillo y el peruano Renato Tapia que estaban sujetos a la permanencia en Primera División para ser validados. Los dos llegan libres después de finalizar sus contratos con el Granada y el Feyenoord.

Los vigueses llegaron a un acuerdo con el mediocentro peruano a finales del pasado mes de mayo después de que quedase libre en el Feyenoord de la Eredivisie con el Feyenoord holandesa.

Pocos días después también trascendió el acuerdo con Álvaro Vadillo, un extremo habilidoso que se puede adaptar a cualquiera de las dos bandas del ataque y que disfrutó de muchos minutos con Diego Martínez pero que desapareció del mapa después de confirmarse su preacuerdo con el Celta.

En los últimos días se apuntó que el Cádiz sería el punto de destino del andaluz en caso de que los vigueses no certificasen la continuidad en la élite.