«Quiero que mi equipo sea valiente y deje los miedos»

Óscar García insistió en que su equipo se ha ganado el depender de sí mismo


VIGO

Visiblemente enfadado y decepcionado con su equipo. Óscar García compareció en sala de prensa de Balaídos para volver a destacar un mensaje claro para el de Sabadell: su equipo depende, de nuevo, de sí mismo. Preguntado por el enfado de la afición ante la imagen del equipo, el técnico del conjunto vigués se limitó a responder que «no hay tiempo para lamentos».

En una liga que no deja momento para descansos, y menos con dos días de preparación para el partido final, el entrenador catalán se mostró dolido. «No nos queda una semana por delante para hacer muchas cosas. Es un día triste y duro porque no hicimos lo que esperábamos», apuntó. De este modo, lamentó que, una vez más, su equipo no mostrase solidez defensiva. «Si en tres o cuatro ocasiones que te llegan te marcan tres goles, es muy difícil ganar en Primera», declaró.

El domingo, partido de carácter

Destacó Óscar García que su equipo tiene que dejar de lado las dudas que viene arrastrando desde hace dos jornadas en la final de Cornellà. El Celta se había ganado el derecho a depender de sí mismo pero ya ha quemado dos balas viendo como sus rivales se alejaban de la quema. «En esta situación nos hemos metido nosotros mismos», a la vez que volvía a insistir con un mensaje que repite desde hace unas jornadas: «También nos hemos ganado el depender de nosotros». Para el domingo, Óscar apeló al orgullo de sus jugadores. Habló de su experiencia como futbolista para apoyarse en la máxima de que nadie regala nada en Primera División. «No quiero que llegue el próximo partido y mis jugadores estén lamentándose. El domingo será un partido de carácter en el que dejemos los miedos», apuntaba esperanzado. «No podemos estar lamentándonos. No tenemos tiempo para pensar más que en la final del domingo», apuntó.

Posibilidad de cambios tácticos

Deberá reinventarse de nuevo Óscar García Junyent para el partido de Cornellà en el que su equipo se jugará la vida. Aidoo notó molestias en la antesala de un partido en el que tampoco estaba Smolov. «Fue una sorpresa. Me enteré antes que tenía molestias», dijo del ghanés. El cambio de Okay en el descanso fue «táctico» porque su equipo llegaba «tarde a las presiones». Por último preguntado sobre los tocados, Araújo y Murillo, en un equipo que va justo de fuerzas y efectivos, rehusó hacer declaraciones. El mexicano fue sustituido tras un choque con la zaga levantinista mientras que Jeison Murillo aquejó molestias que, pese a todo, no le impidieron terminar el encuentro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

«Quiero que mi equipo sea valiente y deje los miedos»