«Pódese falar de situacións similares en canto a irregularidade»

Mosquera, que militaba en el único Celta que ganó menos que el actual, recuerda que la falta de gol marcó un año de cambios


vigo

A lo largo de la historia, solo hay un Celta con menos victorias en Primera División que el actual. Sucedió en la temporada 89/90 y aquel equipo que tuvo a tres entrenadores, el último Maguregui, descendió con solo cinco triunfos, los mismos que ya ostentaba en la jornada 36. Aquella formación estaba llena de caras conocidas: Maté, Atilano, Otero, Pichi Lucas o Mosquera, que fue el máximo goleador de aquella aciaga temporada con seis goles.

Aquel y este Celta, que a falta de dos partidos suma siete victorias, tenían similitudes. La principal, la irregularidad: «Pódese falar de situación similar en canto a irregularidade, de que non es quen de arrincar. Nós, por exemplo, gañamos 5-1 ó Cádiz e logo xa non fomos quen de seguir. Tamén dábamos unha de cal e outra de area», comenta José Luis Mosquera, ahora técnico de la escuela gallega de entrenadores.

Fue el Cádiz uno de los cuatro únicos equipos que salieron derrotados de Balaídos: Castellón, Tenerife y Atlético de Madrid fueron las otras víctimas mientras que el único triunfo celeste a domicilio llegó en Valladolid.

A la irregularidad también había que añadirle a finales de los ochenta la falta de gol, problema que ahora vuelve a estar vigente aunque los seis goles al Alavés maquillaron la cuenta de resultados. «Faltaba gol. Tiñamos referencias anteriores e quitáronnos a Amarildo, que veu logo de Baltazar e fun eu o máximo goleador daquela liga con seis tantos. Era unha plantilla que se foi desgastando a golpe de quitarnos xogadores logo de dous bos anos», recuerda.

Fue aquel ejercicio 89/90 un curso de zozobra que comenzó José Manuel Díaz Novoa, que se fue a los quince partidos con solo una victoria, José Villar estuvo en el banquillo en un partido de transición y a continuación llegó el ourensano Delfín Álvarez, que se fue 12 partidos después con solo dos triunfos. Dicen la crónicas de la época que José María Maguregui finalizó aquella temporada por presiones de terceros, pero el gurú del catenaccio no pudo evitar el desastre y el equipo descendió a falta de dos jornadas al perder con el Valencia en Balaídos. Se marchó a Segunda, en donde estuvo un año, con 22 puntos y 24 goles a favor.

«Son situacións difíciles porque ves que queres salvar a categoría e non es capaz», sentencia Mosquera.

«Van sufrir, pero non creo que descendan», dice del escenario actual

José Luis Mosquera espera que el segundo Celta menos ganador de la historia sea capaz de mantener la categoría, aunque aventura que va a sufrir en las dos últimas jornadas del campeonato.

«Van sufrir, pero non creo que descendan porque o punto ante el Atlético foi moi importante», vaticina antes de emitir sus sensaciones sobre lo que el transmite el Celta en estos momentos: «Parece que queren que lles solucionen outros os seus problemas e iso non é un bo sinal. Noto a sensación de que están esperando que acabe todo isto canto antes».

El entrenador y analista considera que los célticos lo vieron todo hecho tras el empate con el Barcelona. «Creo que nese momento o equipo pegou un subidón en comodidade como dicindo: ‘Somos moi bos'. Pero este equipo non pode soñar co que se dicía en pretempada porque ter bos xogadores non significa ter bo equipo».

Mosquera pone como ejemplo el partido del sábado, en donde los célticos no fueron capaces de imponer su juego, algo que le ha venido pasando a lo largo de todo el curso: «Un equipo cando é bo e dominador, é capaz de ter o balón e os xogadores en ataque onde quere, pero o Celta non é capaz de ser dominador, é un equipo que necesita de transicións rápidas e creo que paga o prezo».

En su visión global, considera claves los refuerzos de invierno y habla de los picos pronunciados de rendimiento que ofrece: «É un equipo que non é irregular, que vai unha cousa moi ben e outras moi mal. Non me gustan eses picos tan altos e tan baixos porque si que fan dano». Un detalle a tener en cuenta.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Pódese falar de situacións similares en canto a irregularidade»