La necesidad invita a la sorpresa

El Celta, que podría salir con tres centrales pese a la baja de Araujo, pretende avanzar hacia la salvación a costa de un Atlético en racha pero sin Joao Félix


VIGO

Esta liga loca no está para escoger rivales. Después de sumar dos puntos de los últimos nueve y volver a acechar el peligro, el Celta no está para dejar pasar ninguna de las cuatro oportunidades que quedan en la competición más atípica de la historia. A priori el Atlético llega en su mejor momento, lanzado y con el tercer puesto consolidado, pero el equipo de Óscar García no puede comenzar a planificar la salida del sábado a Pamplona.

En la ida, con Escribá en el banquillo, los vigueses fueron capaces de arrancar un punto del Metropolitano. Un precedente de que nada es imposible aunque este equipo rojiblanco esté varios cuerpos por delante que aquel. Además, este curso el Celta siempre ha respondido mejor con los grandes que con sus rivales directos.

La necesidad puede chocar con lo recomendable de hacer rotaciones con partidos cada tres días. O no. Lo único cierto en el Celta es que Néstor Araujo tendrá que cumplir el partido de sanción y que Aidoo regresará al centro de la zaga. Todo lo demás son conjeturas provocadas por las bunkerización de la liga. Si el Atlético sale con dos delanteros: Morata y el asimilado Llorente, lo normal es que el Celta le responda con tres centrales, metiendo a todos los disponibles en el campo: Murillo, Jorge Sáenz y Aidoo.

En las bandas Kevin se ha ganado el derecho a la continuidad y Olaza puede ser el sostén de Correa en la izquierda. Los dos, como el equipo en general, han dado síntomas de cansancio, pero esta competición no admite tregua.

En el centro del campo, quizás el partido y el rival aconsejen redoblar la apuesta del músculo y Okay y Bradaric podrían coincidir por cuarta vez en el mismo once inicial. Así lo decidió Óscar García ante el Getafe, Real Madrid y también el Mallorca, aunque en esta última cita la sociedad solo duró un tiempo.

El tercera elemento del trivote debe ser un jugador creativo y quizás haya llegado el día de darle oxígeno a Rafinha -muy fatigado en el segundo tiempo ante el Betis- por Brais Méndez, mucho más descansado y que podría entrar un poco más en juego.

Otra de las grandes dudas para la noche es si Iago Aspas necesita un descanso, pero la situación tampoco lo aconseja. Sin estar a un nivel estelar, firma cuatro goles desde el regreso de la pandemia y sus 13 dianas son más del 30 % de la producción celeste. Santi Mina, más fresco que Smolov y Nolito, podría ser el acompañante de inicio.

Un equipo tocado en lo físico y en lo anímico, que necesita pasar página tras un intento fallido para poner distancia con respecto a un descenso que ahora tiene a cinco puntos reales (seis sin contar el golaveraje).

Por eso da igual que el rival sea el equipo más en forma del momento y que tanto Diego Costa como Joao Félix se queden en Madrid. La principal amenaza para el Celta estuvo un día vestida de blanco: Morata y Llorente. A este último Simeone le ha encontrado su posición ideal en la media punta. A once puntos del Barça, el techo de los rojiblancos es el tercer puesto que ahora defienden, pero un equipo así no entiende ni de cómodas ventajas ni de relajación, para el Cholo cada partido es el último.

Por eso la primera premisa del Celta para sumar pasa por igualar la intensidad, jugar su partido a través del balón y aprovechar las opciones que se vayan dando a lo largo de la contienda. Y olvidarse por completo de los dos últimos partidos para meter presión al Mallorca.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

La necesidad invita a la sorpresa