«Cada vez hay más aficionados con tatuajes del Celta»

El tatuador Javi González cuenta su experiencia en relación con el equipo vigués


Vigo

Alexander Mostovoi y Vlado Gudelj protagonizan el último de una larga lista de tatuajes relacionados con el Celta realizados por el profesional vigués Javi González Alves, de 34 años y que trabaja en Rataloka. Cuenta que cada vez son más frecuentes las peticiones relacionadas con el equipo. «Y no solo eso, sino que en general, en Vigo ves a mucha gente con tatuajes del Celta. Somos una afición bastante artista, cada vez más», indica.

Si hace memoria, el primer tatuaje celeste que recuerda fue «un escudo en blanco y negro». Como celtista que es también él, le hizo «mucha ilusión» y se la sigue haciendo. «Tu primer tatuaje de tu equipo de toda la vida te queda grabado y luego siempre gusta mucho hacerlos», comenta. Incluso no descarta hacerse él uno en el futuro, aunque confiesa que para dedicarse a ello, lleva «pocos tatuajes». «Duele mucho, pero lo llevo en el corazón, así que seguro que en el futuro caerá alguno».

En los años que lleva ejerciendo esta profesión, aparte de escudos y rostros de jugadores le han pedido también en muchas ocasiones la palabra afouteza. «Se la he tatuado a bastante gente. La eligen por lo que representa para el Celta y a mí también me gusta mucho», indica. En ocasiones, los aficionados también comparten con el tatuador el motivo del tatuaje. «Siempre hay algún caso de promesas por la permanencia o por el ascenso en su momento», revela.

En el caso del tatuaje de Mostovoi y Gudelj, admite que los rostros son «más complicados para llegar a conseguir lo que quieres», pero también son retos muy apetecibles. «Los otros tatuajes son más mecánicos, menos artísticos y cuestión de técnica, de líneas, de rellenar bien... En estos se requiere una base de dibujo, manejar mejor las sombras y tener experiencia, porque si no, no te la vas a jugar con los gestos y las muecas». También es preciso que las fotos tengan cierta calidad.

González se ha encargado, asimismo, de grabar en la piel de aficionados los rostros de Iago Aspas y Hugo Mallo. El capitán del Celta, además, se ha realizado algunos de sus tatuajes en el estudio donde trabaja Javi, aunque fueron sus compañeras las que se encargaron. «El primer jugador que vino fue Dennis Eckert cuando estaba en el Celta B, y aparte de Hugo, también Brais Méndez y muchos jugadores del filial en ese momento como Sastre, Pastrana o Franco Lobos», revela.

Además, considera que los tatuadores tienen mucho que agradecer al mundo del fútbol. «Relanzaron este mundo. Empezaron a tatuarse, la gente los tiene como ejemplo y les sigue, así que tenemos que darles las gracias», comenta.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Cada vez hay más aficionados con tatuajes del Celta»