Iván Villar y Dragan Rosic, porteros en la recámara por detrás de Rubén

Óscar había convocado a cuatro porteros para la vuelta al trabajo tras el parón del coronavirus


Vigo

Sin descartar ningún escenario, un contratiempo de consideración en la lesión de Sergio Álvarez no dejaría en esta ocasión la portería casi desamparada como sucedió ya el pasado mes de diciembre. En estos momentos el Celta tiene apto a Rubén Blanco, que viene ejerciendo de titular a lo largo de toda la temporada, y a Iván Villar y Dragan Rosic en la recámara.

El de Aldán, que también pasó por una larga lesión entre diciembre y enero, no disputa un partido con el primer equipo desde el pasado 15 de mayo del 2017 en Mendizorroza ante el Alavés (su única presencia en Primera), pero el curso pasado defendió toda la temporada, y con garantías, la portería del Celta B en Segunda B. El club sostiene que es una sólida opción de futuro y en teoría debería ejercer de portero suplente si Sergio no se recupera antes del 12 de junio.

La tercera opción es el emergente Dragan Rosic, el portero serbio del filial que llegó a Vigo el pasado enero en calidad de cedido por el Almería y con una opción de compra por parte del Celta. En este tiempo ha demostrado seguridad y lo jugó todo con Onésimo Sánchez.

Un año loco en la portería

Los problemas, a nivel de lesiones, en la portería han sido una constante a lo largo de todo el año e incluso tuvieron su repercusión en la base hasta el punto de que el Celta fue alternando porteros suplentes (habitualmente del equipo juvenil) varias semanas al ser Fran Vieites el único disponible para el filial a principios de año.

Ahora la situación parece más controlada aunque contar con Sergio siempre es una garantía dentro y fuera del campo. Es uno de los cuatro capitanes y uno de los jugadores con más ascendencia en el celtismo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Iván Villar y Dragan Rosic, porteros en la recámara por detrás de Rubén