¿Qué fue de la generación de juveniles del Celta de la temporada 2012/2013?

La Voz VIGO

GRADA DE RÍO

XOAN CARLOS GIL

Hace siete años ejercían de anfitriones de la Copa de Campeones, disputando la final del torneo

08 may 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Esta semana se cumplen siete años de la Copa de Campeones en la que el Celta fue anfitrión en el 2013, venciendo al Real Madrid y al Villarreal y cayendo en la final frente al Sevilla, y algunos de sus jugadores recordaron el aniversario ayer en redes sociales. De esos jugadores, cuatro han llegado a debutar en Primera y solo uno, Santi Mina, lo hace actualmente. La mayoría siguen en activo, el grueso de ellos de Tercera para abajo. Hay varios en Segunda y Segunda B, así como un par de ellos que han probado suerte en el extranjero y otros que han dejado el fútbol.

En Primera

El delantero vigués Santi Mina, una de las sensaciones de aquella Copa de Campeones cuando ya jugaba con el B, es el futbolista que más lejos ha llegado. Consolidado en Primera, regresaba el Celta este verano tras cambiarlo por el Valencia en el 2015.

En Segunda

David Costas fue el otro céltico de esta generación aparte de Mina que llegó a la élite y que también pertenece al Celta en la actualidad. En su caso, sin embargo, está actualmente cedido en el Almería. A lo largo de estos años ha acumulado varias cesiones en equipos de Segunday también ha alcanzado los 40 encuentros en la élite.

Fede Varela es el mismo caso que Costas en el sentido de que pertenece a un equipo de Primera -categoría en la que no ha debutado-, en su caso el Leganés, y está cedido en Segunda, en el Las Palmas. Entre medias estuvo en el Stade Nyonnais suizo, en clubes lusos (Portimoense y Porto B) y el Rayo Majadahonda en Segunda, disputando 39 partidos el curso pasado. Ayer cumplió 24 años:

En el extranjero

Borja Fernández completa el trío de los que llegaron al primer equipo del Celta, en su caso sumando una decena de partidos. Ahora forma parte del Asteras Trípoli griego tras pasar por el Mied? Legnica polaco y el Reus de Segunda.

También en Grecia ha estado esta temporada Jordan Domínguez, en el Niki Volou de Tercera. Antes había estado en el HJK Helsinki finlandés, mientras que en España, tras jugar con el Celta B en Segunda B, continuó en la misma categoría con Toledo, Murcia y Conquense.

Azerbaiyán ha sido el destino más reciente -desde el que regresó por la pandemia- de Fernán Ferreiroa. Antes de jugar en el FK Qabala lo hizo en Barakaldo, Gimnástica Segoviana, Choco y Compostela una vez que se desvinculó del Celta B.

En Segunda B

David Goldar llegó a ser el capitán del Celta B y tras finalizar su etapa en su club de formación, ha seguido haciendo carrera en Segunda B. Actual jugador del Nástic, antes pasó por Cornellá, Pontevedra y Ponferradina.

Samu Araujo estuvo cuatro temporadas en el Celta B antes de irse cedido al Barça B de Segunda. Aquella experiencia no cuajó, se desvinculó del Celta y ha vuelto a Segunda B, primero con el Atlético B y ahora con la Cultural Leonesa.

Pablo Pérez, uno de los jugadores que recordaban estos días la eliminatoria frente al Real Madrid, pertenece al Marino de Luanco, en el mismo grupo del Celta B. En esta categoría había jugado con el propio filial celeste y también con Somozas, Arenas de Getxo, Palencia y Jumulla. Ha regresado a la categoría de bronce tras jugar en Tercera con Somozas y Ourense CF.

En Tercera

El guardameta Israel Salgueiro milita en el Rápido de Bouzas, donde debutó como sénior en la temporada 2013/2014; desde entonces ha jugado en Pontellas, Arenteiro, Sariñena y Arzúa, en Preferente y Tercera.

El defensa Alberto Rey también ha desarrollado su carrera en la Preferente gallega y en Tercera, donde ahora milita en el Pontellas. Antes pasó por Ribadumia, Vilalonga, Choco, Portonovo y Areas.

Álvaro Casas vive su tercera temporada en esta categoría con el Compostela. Tras desvincularse en el Celta en el 2015, probó suerte en Mensajero y Oviedo Vetusta.

Quitando una temporada en Segunda B con el Somozas, José Varela ha estado todo este tiempo -desde la misma campaña 2013/2014- en el Racing Vilalbés, siempre en Tercera.

Pablo García es futbolista del Alondras, en Tercera, por segundo año y tras otras dos temporadas con el Coruxo, en Segunda B. Del juvenil celeste había pasado al Rápido de Bouzas.

Fernando Cuadrado es jugador del Vilalbés y antes también había jugado en esta categoría con Polvorín -con el que también militó en Preferente y del que se despidió el pasado verano-, Alavés B, Barbadás y Areas.

Thaylor forma parte desde el mercado de invierno del Portugalete, de Tercera, tras regresar a Vigo el curso pasado con el Coruxo. Ha alternado temporadas en su actual categoría y en Segunda B (Logroñés, Real Unión, Caudal).

En autonómica

Pablo Mota lleva dos temporadas con el Atios en Preferente. Antes había jugado casi siempre en Tercera con equipos como Alondras, Areas, Vilalonga y Ribadumia. Entre medias, también había estado con el Mondariz en su actual categoría.

También en Preferente, en el Dubra, está Adrián Iglesias, que llegó a probar suerte en Tercera con el Castro. Arzúa, As Pontes y Polvorín completan su trayectoria.

Ander San Juan es actualmente jugador del Negreira, de Primera Galicia. Con ese mismo club llegó a militar en Tercera, y en estos años también ha defendido las camisetas de Bertamiráns, Ribadumia, Ordes y Noia -tuit de debajo- en diferentes categorías gallegas.

Tras jugar con el Rápido en Tercera en la temporada 2013/2014, Javier Iglesias ha estado en el Gondomar, donde ha jugado en Preferente y ahora lo hace en Segunda Galicia.

El Sporting Guardés de Primera Galicia es el destino actual de Alberto Castiñeira tras un amplio periplo por equipos del área de Vigo en Tercera (Alondras y Choco) y Preferente (Areas y Atios).

Sin equipo

Pese a ser una de las grandes promesas de aquella generación, Yelko Pino no ha conseguido explotar su talento. Aunque probó suerte en Segunda con el Lugo y con la Cultural Leonesa, no tuvo éxito y regresó a Segunda B con Ponferradina y Atlético Baleares, donde jugó la temporada pasada. Ahora mismo no se le conoce equipo.

Retirados o sin club conocido

El portero Yago Novoa fichó por el Rayo B tras esa temporada mágica en el Celta, pero un año después en el 2014, decidió colgar las botas, como explicaba en su cuenta de Twitter. Ahora, según ese mismo perfil, vive en Madrid, donde ejerce de agente inmobiliario.

Oscar Millán Blanco, Oki, jugó en el Rápido, el Choco y el Beluso (2017/2018), pero aparentemente ha dejado el fútbol. Lo mismo ocurre con el portero Álex Arias, cuyo último club conocido es el Juvenil Ponteareas en la temporada 2014/2015. En cuanto a Miguel Fernández, Migui, jugó en el Pontellas en el curso 2017/2018.