Vagner: «En el Celta acabé peleado conmigo mismo y con todos por tonterías»

M. V. F. VIGO

GRADA DE RÍO

CAPOTILLO

El excéltico incide en la autocrítica y en que pudo haber hecho las cosas «mucho mejor» en su paso por Vigo

03 may 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

El paso de los años y la perspectiva del tiempo han servido a Vagner Rogerio Nunes para tener una visión clara de lo que fue su carrera deportiva, paso por el Celta incluido, y de los errores que admite que cometió. En un análisis pausado y marcado por la autocrítica, el que fue jugador del equipo vigués entre los años 2000 y 2004 da las claves de su etapa en activo, que le produce nostalgia a la vez que se arrepiente de algunos pasos que dio.

-Se retiró hace casi quince años. ¿Extraña su etapa en activo?

-Sí, echo de menos mi profesión, estar con los compañeros, el día a día con ellos, riendo y entrenando, esperando que llegara el fin de semana para ir a jugar a Balaídos. Ver las sonrisas en las caras de la gente cuando ganábamos era algo sensacional.

-¿Qué balance hace de su paso por el Celta?

-Cuando pasan los años, te echas las manos a la cabeza al recordar las mierdas que hiciste, las oportunidades que perdiste. Si tuviera una nueva oportunidad, intentaría hacerlo mejor en todos los sentidos y valorar más todo. Me siento triste al pensar que pude haberlo hecho mucho mejor. El fútbol pasa rápido y hay cosas de las que solo te das cuenta cuando se termina.

«Cuando pasan los años, te echas las manos a la cabeza al recordar cosas que hiciste»

-Se le ve muy autocrítico.

-Sí, porque no conseguí ser el Vagner genuino como jugador en España. Las cosas no salieron bien, no jugué tanto como me gustaría y no logré ganar títulos como estaba acostumbrado. Y teníamos un equipazo con Karpin, Mostovoi, Giovanella, Catanha, Cáceres, Cavallero... Muchísimos jugadores con un talento increíble. También estaban Gustavo López, Benni McCarthy, Velasco, Juanfran, Sylvinho... Los mencionaría a todos. Nos metimos en Champions y jugamos aquella final contra el Zaragoza, teníamos condiciones para haber ganado un título. En mi caso, me faltó entrega, pero no hice daño a nadie, solo a mí mismo.

Oscar Vázquez

-¿Por qué le ocurrió eso?

-Hoy tengo una respuesta, y es que yo fui a Vigo sin haber querido ir y cuando eso pasa, por más que ganes mucha pasta, las cosas no salen bien. Tienes que ir de corazón y no fue mi caso.

-¿Qué quería hacer con su carrera en ese momento y por qué acabo fichando por el Celta?

-Estaba bien en San Paulo y quería seguir allí o volver a la Roma. Pero cambiaron de entrenador y me dijeron que Capello no contaba conmigo. Al final nunca sabes si es verdad, muchas veces en el mundo del fútbol te mienten y los jugadores son los últimos en saber lo que pasa. Entonces quise quedarme en Sao Paulo y me dijeron que no. Me presionaron con que el Celta era en único que estaba dispuesto a pagar una cifra muy alta para contratarme además de la ficha y que los demás querían un préstamo para recaudar el dinero y luego pagar. La Roma no lo aceptó.

«En el mundo del fútbol te mienten mucho, el jugador es el último en saber lo que pasa»

-Así que llegó a Vigo a disgusto.