Thiago: «Aspas vive el fútbol con una pasión que pocas veces he visto»

Rafinha y su hermano charlaron del pasado y el presente de ambos y del club


Vigo

Thiago y Rafinha Alcántara mantuvieron una charla ante los seguidores de Instagram del Celta en la que hablaron del momento actual de cada uno, de algunos recuerdos de infancia, además de no dar muchas pistas sobre el futuro. Porque los aficionados del club vigués pedían al mayor de los hermanos que juegue en su equipo algún día. «Es más fácil que juguemos los dos juntos en el Celta que en el Barcelona», se limitó a decir Thiago mientras Rafinha asentía. También comentó que hace años que no pisa Balaídos y que ni lo reconocería: «No está acabado, pero nada mal, está quedando bonito y moderno», indicaba el céltico.

La conversación, extraña para ellos por tener que ser en español al tener espectadores, comenzó abordando la actualidad: la cuarentena. «Dentro de lo malo, podemos hacer muchas cosas que no solemos hacer y escapar del hábito», comentaba el jugador del Bayern de Múnich, que sin embargo explicaba que su equipo ha vuelto esta semana a los entrenamientos «con cuatro o cinco grupos diferentes en distintos campos de la ciudad deportiva». Comentaba también que en Alemania las restricciones son menores que en España y se puede salir a correr o pasear con tal de que no sea en grupo y se mantengan las medidas de seguridad.

Rafinha, por su parte, explicaba lo que antes había mostrado en vídeo: que entrena por las mañanas para luego distraerse por las tardes a la espera de un regreso que cree que va para largo. Después volvieron a la infancia para recordar los primeros pasos de Rafinha como portero en el Val Miñor. «Fui a la selección gallega, tenía cualidades», bromeaba. Thiago recordó cuando su hermano jugaba una parte de portero y otra como jugador de campo. «Y con Rodrigo (Moreno), ¡vaya equipito tenían, campeones gallegos, con el mítico Javier Roxo de entrenador!», rememoraban entre los dos.

Iago Aspas, «un personaje»

A Thiago, que ha jugado con Aspas en la selección española, le pidieron que definieran a moañés en una palabra y «pasional» fue la elegida. «Vive el fútbol con una pasión que he visto a pocos jugadores. Sabe leer muy bien el fútbol, interpretar muy bien la situación de un partido. Tanto porque lo entrena, por experiencia, como porque le gusta el fútbol. Y luego es un personaje, muy malo a la pocha, pero muy personaje». Rafinha, po su parte, le situaba «si no el mejor, entre los tres mejores de la historia del Celta».

Y también sobre historia, se les preguntó por el mejor once del equipo vigués. «El equipo de papá, ese once para mí era de los mejores de la historia del Celta», opinaba Rafinha antes de que su hermano lo catalogara de «equipazo». Más adelante, el community manager por un día esbozaba algunos nombres que no faltarían en su once histórico celeste, aunque no llegaba a completarlo. Mencionó a Dutruel, Hugo Mallo, Araujo, Mazinho, Makelele, Gustavo López, Mostovoi y Aspas «sin duda». También elogió en otro momento a Oubiña: «Luego tuve la suerte de jugar con él, pero lo había visto bastante antes y me gustaba muchísimo». Como entrenador, señaló que «Luis Enrique es muy bueno».

Y preguntado por el mejor gol del Celta o el que más recuerda se quedó con el del Gudelj para la clasfiicación europea de 1998. No recordaba con exactitud si había supuesto esa clasificación continental o una salvación, pero evocó el momento en que sacó la camiseta de «gracias, afición».

 «Increíblemente bien» en Vigo  

 A la pregunta de su hermano de qué es lo que más echa de menos cuando no está en Vigo, contestó Rafinha: «Lo tengo fácil, vive aquí nuestra madre y siempre que tenemos días libres venimos a verla, y a nuestro hermano pequeño, Bruno». Tanto él como su hermana Thaisa, sobre cuya afición al Tik Tok bromearon, se dejaron ver en el directo con sus comentarios, igual que Jordi Alba, Denis Suárez -que luego entraría con Rafinha- o, el excéltico y gran amigo de la familia Gus Ledes o Jorge Sáenz.

Ya con Murillo como interlocutor, Rafihna comentó que se siente «increíblemente bien» en Vigo. «Hemos pasado momentos futbolísticos, hablando de fútbol, lógicamente, pero me siento muy bien aquí, en casa», dijo revelando además que vive en un piso donde residió también hace 20 años. «Si Vigo es maravilloso con lluvia, con sol ya es increíble», agregó.

Vídeo | La charlas de Rafinha con Thiago, Carlos Blanco, Murillo y Denis El céltico ejerció de community manger del Celta en Instagram y mantuvo varias conversaciones

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Thiago: «Aspas vive el fútbol con una pasión que pocas veces he visto»