El plantel del Celta baja su sueldo para asegurar el 100 % a los empleados

la voz VIGO

GRADA DE RÍO

Oscar Vázquez

El acuerdo con la plantilla del primer equipo parece cerrado, lo que aborta la vía del ERTE y da estabilidad al resto de los trabajadores de la entidad viguesa

09 abr 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

La opción de un ERTE en el Celta parece esfumarse. Los integrantes de la primera plantilla aceptan rebajarse el sueldo con el fin de asegurar que el resto de los trabajadores del club puedan cobrar de un modo íntegro sus salarios. El acuerdo parece cerrado y solo falta por conocer los detalles en función del coste económico que la pandemia tenga para la entidad, aunque en estos momentos el escenario más probable pasa por terminar la liga en verano y a puerta cerrada, lo que permitiría al club salvar el dinero pendiente de los derechos audiovisuales, unos 12,5 millones. Falta la confirmación oficial del acuerdo por parte del club, una cuestión que ya ha hecho pública la mayoría de los conjuntos de Primera. Ayer lo hizo el Real Madrid, sin ir más lejos.

Los contactos entre la cúpula del club y los capitanes se han ido sucediendo en las últimas fechas y en estos momentos ese acuerdo parece cerrado a cambio de conservar íntegro el 100 % de las retribuciones de los demás empleados del club. En la actualidad el Celta tiene 185 asalariados (136 adscritos al club, 9 en la sociedad Afouteza e Corazón y 40 en la Fundación Celta de Vigo). De ellos, 24 son futbolistas profesionales del primer equipo, que es con quienes se ha suscrito el acuerdo.

Falta por conocer la letra pequeña del pacto, en donde se deben contemplar todos los escenarios, aunque el mayor descuento solo se aplicaría en caso de cancelarse la competición, un decorado que a día de hoy parece descartado escuchando al presidente de LaLiga y a los responsables del fútbol europeo. De acabar, es posible que la reducción de salarios para los futbolistas sea mínima de todo, aunque en esta negociación todo apunta que los jugadores han puesto por delante los intereses colectivos de la mayoría de los trabajadores a los particulares.