El Celta busca un acuerdo global para bajar los sueldos del plantel

Apuesta por una entente amplia que incluiría, además de la patronal y los clubes, a las televisiones, e incluso a los patrocinadores


vigo

El Celta quiere una solución global para el mundo del fútbol con el objetivo sobrevivir a los efectos derivados del cierre absoluto de actividad desencadenado por la pandemia del coronavirus. Por eso el conjunto vigués propone un acuerdo con todos los actores implicados en donde se recoja como uno de los acuerdos la rebaja de los sueldos de los futbolistas, como ya propuso el Barcelona a su plantilla. Del mismo modo, la intención del club es mantener el salario a todos sus empleados, lo que no descarta un ERTE, pero también de la mano de un gran acuerdo del mundo del fútbol.

En ese entente caben todos los actores, desde la Liga de Fútbol Profesional y el resto de los clubes, hasta la plataforma televisiva que tiene los derechos y también los grandes patrocinadores. De esta manera el acuerdo contaría con el máximo de avales y sería más fácil de llevar a cabo.

Porque la crisis económica les pasará factura a todos los clubes del fútbol profesional, especialmente a aquellos cuyos recursos dependen en gran medida de la televisión. Si la temporada finalizase ahora, el Celta perdería el 25 % de su contrato televisivo, unos 12,5 millones de euros, una cantidad muy importante y que ayudaría en gran medida a pagar las nóminas pendientes. A mayores estaría la pérdida de ingresos por patrocinios y por otros aspectos.

Y la mejor manera de paliar las pérdidas está en menguar la partida destinada a los salarios del plantel, en el caso del Celta, 40 millones repartidos entre los 24 profesionales del primer equipo. Una rebaja de las fichas supondría un alivio importante. La idea, para salir adelante, sería bajo el consenso de todos los equipos. Al menos, esa es la intención actual del Celta.

Del mismo modo, el club vigués quiere ir de la mano en materia de ERTEs con los demás. La opción de un Expediente de Regulación de Empleo está sobre la mesa de todos los clubes, el celeste también, pero la intención del Celta es mantener los salarios de sus empleados más allá de la determinación que adopten.

Sobre los ERTEs se manifestó ayer la AFE recordando a la obligación de los clubes de informar de manera pormenorizada y cuestionó, en un comunicado, que haya casos en los que no se ha informado «ni a los futbolistas ni tampoco lo ha hecho con el sindicato». «Queremos recordar que el estado de alarma decretado en todo el país no significa vivir en un Estado de Ilegalidad», agregó el sindicato de futbolistas.

Preocupa el confinamiento

Al margen del aspecto económico, otro problema que preocupa al Celta es la situación de algunos de los jugadores confinados que están solos en Vigo y lejos de su familia, como el caso de Bradaric, que comentó en Croacia que echaba de menos a los suyos. También en este aspecto los vigueses abogan por un amplio consenso para que se pueda permitir la salida de todos los jugadores que lo deseen.

A mayores, la entidad también tiene dudas sobre la opción de que se pueda finalizar la liga. No está claro que el fin del estado de alarma previsto para el 11 de abril vaya a cambiar el panorama, ya que en Galicia se espera un retardo del pico más alto. Y el club, como adelantó Miñambres, también parece escéptico con la opción de que se pueda jugar en julio, lo que dejaría el calendario muy comprimido. La opción más lógica en caso de suspenderse la liga sería apostar por la vía de la Bundesliga (sin descensos este año y dos ascensos de Segunda para reformular las ligas en la campaña 21/22) o en su defecto tomar como referencia la clasificación actual al haberse consumido más de dos tercios.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Celta busca un acuerdo global para bajar los sueldos del plantel