Los hijos de excélticos que siguen sus pasos en el mundo del fútbol

Aparte de Rafinha y Mina en el primer equipo, hay varios en la base del Celta y también en otros equipos de diferentes categorías y en canteras


VIGO

De padres futbolistas es frecuente que nazcan hijos futbolistas que en ocasiones llegan tan lejos como sus progenitores y en otras acaban tomando otros caminos. Actualmente, son varios los hijos de excélticos que juegan al fútbol, algunos al máximo nivel, otros que no llegaron tan alto y los que aún se forman en categorías inferiores y son, a día de hoy, incógnitas. Estos son algunos de esos casos:

-Rafinha y Thiago Alcántara. Probablemente, el caso más conocido y que menos presentación necesita. Celtistas confesos en ambos casos, los hijos de Mazinho se criaron en Vigo, formándose en el Val Miñor, desde donde se fueron al Barcelona. Ambos han llegado a la élite como su padre y en el caso de Rafinha, ahora vive su segunda etapa defendiendo la camiseta del Celta. Thiago, por su parte, milita en el Bayern desde el año 2013 y desde Múnich inculca el celtismo al primer nieto de Mazinho, Gabriel -que tiene ya una hermana recién nacida-.

-Santi Mina. Rafinha no es el único hijo de excéltico en el plantel actual que dirige Óscar García Junyent, sino que ese mismo caso es el de Santi Mina. Su padre, Santiago Mina Vallespín, jugó en el Celta entre 1981 y 1984 y años más tarde nació en Vigo el actual delantero celeste. Mina se formó en A Madroa y, tras vivir una etapa en el Valencia, regresaba al Celta el pasado verano.

-Mikel Merino. El actual centrocampista de la Real Sociedad es hijo de Miguel Merino Torres, jugador del Celta entre 1994 y 1997 y, de hecho, aunque nació en Pamplona, lo hizo en la etapa en que la familia residía en Vigo. «Los primeros gritos que escuchó en un partido de fútbol fueron los de Balaídos y la primera equipación que vistió, la del Celta», comentaba Merino padre a La Voz con motivo del último enfrentamiento entre donostiarras y vigueses.

-Ander Herrera. El hoy integrante del plantel del París Saint-Germain, de 30 años, es hijo de Pedro Herrera, céltico en la temporada 1988/1989, justo los meses antes del nacimiento de Ander. Zaragoza, Athletic Club y Mancester United fueron sus clubes antes de llegar a Ligue 1. Sin embargo, tras su retirada, Herrera padre se incoporó a la secretaría técnica y Ander pasó en Vigo sus primeros cinco años. En alguna ocasión ha comentado que siente cariño por el club vigués.

-Iago Indias. Nacido en Vigo el 3 de enero de 1996, Iago Indias es hijo del recordado Alejo. A sus 24 años, vive su quinta temporada en el filial del Espanyol. «Mi hijo Iago nació allí y, por este motivo, el club y la ciudad siempre están en mi mente. Estoy satisfecho y orgulloso de tener un hijo vigués a raíz de la etapa que pasé allí», comentaba en su día Alejo a La Voz. Y añadía que ha hablado mucho a Iago de su experiencia en el Celta y de Vigo, de donde el ahora futbolista se fue con año y medio.

-Sacha Mostovoi. El hijo de Alexander Mostovoi, Sacha, no ha sido capaz de llegar al fútbol profesional, pero ha seguido jugando en varios equipos de categoría regional andaluza, el último de ellos el Estepona, donde causó baja en febrero pese a haber renovado su contrato el pasado verano. Ejerce de central y en su día llegó a entrenar con el Coruxo.

-Pablo Carnero. Hijo del exjugador y también ex entrenador Félix Carnero, Pablo Carnero se formó en las categorías inferiores del Celta antes de fichar por el Real Madrid, con el que jugó en Tercera con el equipo C. Su techo fue la Segunda B, donde jugó con Oviedo, Marino de Luanco y Pontevedra. Actualmente milita en el Rápido de Bouzas, en Tercera.

-Lucas Cañizares. El hijo de Santiago Cañizares ha seguido sus pasos no solo en jugar al fútbol, sino también en desempeñar la misma posición que su padre, la de portero. Nacido en el 2002, llegó al Real Madrid todavía en etapa infantil después de haber pasado por Ciutat de Valencia (2009-2010) y Alboraya UD (2010-2014). Forma parte del conjunto juvenil B del club blanco.

-Pelayo Fernández. Su parecido físico con su padre, el que fue central del Celta entre 1999 y 2006 Sergio Fernández, delata a Pelayo, nacido en Avilés en el 2003. También defensa central o pivote defensivo, se incorporó a la base del Barcelona el pasado verano, procedente del Quirinal avilesino. Su hermano mayor, Aitor, también juega al fútbol y, de hecho, ambos habían compartido vestuario la pasada campaña.

Canteranos del Celta

-Stefan y Jovan Bajcetic. Nacido en el 2004, Stefan es hijo de Srdan Bajcetic, céltico entre 1994 y 1997, y milita actualmente en el Cadete de División de Honor del Celta, con el que ha disputado 19 partidos y marcado seis goles. Su hermano mayor, Jovan, de 19 años, finalizó su etapa juvenil la pasada campaña en el Val Miñor (tras pasar también por A Madroa previamente) y ahora pertenece al Atios de Preferente.

-Mario Cantero. No solo es hijo de excéltico, sino que Mario Cantero, nacido en Vigo en 2002, también puede presumir de ser nieto. Así, sigue los pasos de José Antonio Cantero y de Nacho Cantero. Pertenece al Juvenil de Liga Nacional del conjunto vigués, aunque ya ha tenido oportunidad de debutar con el equipo de División de Honor.

-Miguel Salgado. El hijo mayor de Míchel Salgado, Miguel Ángel, lleva años formándose en las categorías inferiores del mismo club donde lo hizo su padre. Actualmente forma parte del plantel del Cadete B de Liga Gallega, con el que ha anotado tres goles en los 18 partidos que ha disputado hasta el momento.

-Manu Fernández Arroyo. Otro caso de hijo y nieto de excélticos con los que comparte nombre y primer apellido, Manuel Fernández Amado y Manel Fernández Anidos. Manu se formó en las categorías inferiores del Racing de Ferrol, desde donde pasó al Celta. Una lesión frenó su progresión y volvió cedido al conjunto ferrolano la temporada pasada. Este verano hacía las maletas para irse a la base del Alavés.

-Raúl Dacosta. Hijo de Ramón Dacosta, Raúl nació en Ourense y pasó por el Pabellón y el Ourense antes de militar en la cantera del Celta entre los años 2014 y 2017. De Vigo se fue al Real Madrid, donde ahora juega en el Juvenil B tras completar la etapa cadete. Es internacional con las categorías inferiores de la selección española.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los hijos de excélticos que siguen sus pasos en el mundo del fútbol