Remontada para salir del descenso

Manu Justo y Yeboah, con un gran gol de falta directa, anularon la ventaja inicial del colista y el Celta B respira después de 11 jornadas en el pozo


vigo / la voz

El Celta B sale del descenso once jornadas después con una remontada ante el colista Sanse que se decidió con un golazo de falta directa de Yeboah. Los madrileños, aunque virtualmente desahuciados, buscaron sus opciones, se adelantaron en el marcador a la media hora y complicaron un partido en donde el filial céltico casi nunca estuvo cómodo, pero Manu Justo acertó con el empate antes del descanso y después el ghanés Yeboah completó la faena.

Un gol lo puede cambiar todo en el mundo del fútbol. El Celta B afrontaba un partido para salir de la zona roja ante el colista y comenzó creando tres oportunidades para adelantarse en el marcador, dos de Javi Gómez y otra de Yeboah, pero a todas ellas respondió Xavi Irureta, el que fuera portero del Eibar, con tres buenas paradas.

Y el Sanse, en una de sus primeras llegadas, hizo diana y puso el partido patas arriba. Marcó Bolaños desde la frontal culminando un contragolpe y el conjunto vigués lo acusó. Sin embargo fue capaz de empatar con diez (Carreira llevaba cinco minutos fuera del campo por tener sangre en el pantalón tras recibir un golpe en la nariz) y en su única ocasión tras encajar. Los célticos recuperaron el balón en campo rival y Manu Justo recibió en la frontal y batió al portero del cuadro madrileño con un tiro cruzado. Era el minuto 43, a un suspiro del descanso.

El Sanse no se amilanó en el segundo tiempo. Quiso jugar en campo contrario en busca de un triunfo que alimentase su casi inexistente esperanza y dejó metros de espacios a sus espaldas que el Celta B pudo aprovecharlos si acertase en el último pase o en la finalización pero Manu Justo quiso resolver de un modo individual después de protagonizar un excelente eslalon con dos compañeros a su lado esperando el balón y Yeboah resolvió mal una contra en primera instancia y poco después no pudo aprovechar la asistencia de un Manolito Apeh recién entado al terreno de juego (Onésimo metió ayer en el once inicial a los cuatro fichajes invernales).

Pero el ghanés se guardó su mejor bala para el momento culminante del partido. A falta de un cuarto de hora, otro recién entrado como Bermejo, fue derribado cerca del área rival y Yeboah asumió la responsabilidad de la falta para clavarla con un tiro fuerte y colocado por toda la escuadra. Irureta llegó a tocar el esférico, pero no pudo impedir que entrase por toda la escuadra.

A la carrera Onésimo Sánchez metió cemento en la línea defensiva dando entrada a Juan Ros y el equipo vigués apenas sufrió e incluso pudo cerrar antes el partido si llega a acertar con alguna de las contras. Ahora le toca refrendar su recuperación y tomar distancia en los derbis consecutivos ante Pontevedra (el próximo domingo a las cinco), Coruxo y Racing.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Remontada para salir del descenso