Munuera Montero sale a polémica por partido con el Celta

El colegiado no dudó en expulsar a Bradaric a los 21 minutos de juego


Vigo / la voz

Munuera Montero volvió a ser protagonista en un partido del Celta menos de una semana después. Había estado en el VAR en la jornada anterior, en la visita del Celta al Santiago Bernabéu y algunas de sus decisiones polémicas hacían que ayer estuviera de nuevo en el punto de mira. Y estuvo lejos de pasar desapercibido. Incluso Óscar García Junyent dejó entrever su malestar por la diferencia de criterio entre ambos partidos.

Corría el minuto 21 cuando el colegiado no se lo pensaba y mostraba a Filip Bradaric la amarilla que dejaba a los celestes con uno menos para los siguientes 70 minutos. No titubeó y la enseñó ipso facto en cuanto se produjo la acción. El motivo, según recogió en el acta arbitral fue «disputar el balón a un adversario con el pie en forma de plancha con fuerza excesiva». Pese a las quejas de los jugadores y de Óscar (amonestado a su vez por «lanzar una botella contra el suelo en señal de disconformidad» con esa decisión), el croata tuvo que enfilar el camino de vestuarios en su primera titularidad en Balaídos.

Es inevitable establecer relación entre esta acción que dejaba al Celta con uno menos en un partido clave y la que protagonizó Gareth Bale la pasada jornada. El galés arrollaba a Rafinha con Munuera Montero al cargo de la sala de VAR en una entrada que parecía merecedora de la expulsión, pero Alberola Rojas mostraba únicamente amarilla por «derribar a un contrario de forma temeraria en la disputa del balón». Desde los responsables del videoarbitraje no se le indicó que la acción merecía un castigo mayor.

Ya durante el partido de ayer, Munuera Montero paraba el juego continuamente para revisar jugadas, como ocurrió de hecho en la que estuvo a punto de equilibrar el partido en lo que a número de jugadores se refiere. Como había pasado con Bradaric, tampoco dudó Munuera Montero en mostrar la roja en primera instancia a Óscar Rodríguez. Pero en este caso, por recomendación del VAR, optó por ir a ver la jugada y decidió rectificar y que el jugador pepinero siguiera en el campo. Su castigo se quedó en cartulina amarilla «por derribar a un adversario en el disputa del balón de manera temeraria». Era el minuto 61 y el Celta tuvo que aguantar lo que restaba en inferioridad.

Esta es la tercera vez esta temporada que el Celta sufre la expulsión de un jugador en la primera parte. Las otras dos habían sido en el mismo partido, también en Balaídos y con el Granada como rival. En ese caso los amonestados habían sido Jorge Sáenz (en el minuto 11), que ese día debutaba en Primera y también con la camiseta del Celta en partido oficial, y Fran Beltrán (minuto 21). Ningún otro equipo ha alcanzado esta cifra de expulsiones en un primer tiempo, siguiendo el Celta el Betis, con dos, y Atlético, Getafe y Valencia, con una cada uno.

Además, los vigueses también han sufrido dos expulsiones en los segundos tiempos. Pape Cheikh fue expulsado en el minuto 66 en la visita de la Real Sociedad a Balaídos, partido en el que había sido titular y vio dos amarillas en poco más de cinco minutos; al Toro Fernández le pasó en la ida frente al Leganés tras 20 minutos en el campo.

Según datos de Afouteza e Corazón, solo hay otro caso en el siglo XXI de victoria del Celta tras sufrir una expulsión en la primera parte. En aquel caso, sin nada en juego, Sergio fue expulsado frente al Espanyol en el minuto 21 y el equipo vigués se impuso por 3-2 en la última jornada de liga 2014/2015, el 23 de mayo.

 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Munuera Montero sale a polémica por partido con el Celta