Obligados a invertir la tendencia

En 9 sus últimos 15 cursos en Primera, el Celta empeoró en la segunda vuelta los números de la primera


vigo

El Celta comienza la segunda vuelta con la necesidad imperiosa de mejorar sus números de la primera vuelta en la segunda, que tendrá su pistoletazo de salida para los de Óscar García Junyent mañana en San Mamés. Repetir la cifra actual de 15 puntos de los 19 primeros encuentros en los otros tantos que están por jugar supondría a todas luces el descenso. Y en los últimos años ha sido más común que el conjunto vigués empeorara sus números que que los mejorara.

En concreto de las 15 temporadas en las que el Celta ha militado en la máxima categoría del fútbol español desde el año 1999, en nueve ocasiones la segunda mitad del campeonato fue peor que la primera en lo que a puntos se refiere, por seis en los que se lograron mejorar esos números. Además, desde el regreso a Primera, de siete temporadas, el equipo sumó menos puntos en la segunda parte del campeonato en un total de cuatro ocasiones.

Esas cuatro veces en las que el equipo fue de más a menos fueron las últimas cuatro temporadas, aunque casi siempre con diferencias mínimas. La pasada campaña, con tres entrenadores diferentes en el banquillo, los célticos se adjudicaron 21 de los primeros 57 puntos por los que compitieron y 20 de los 57 siguientes, lo que les valió una agónica salvación con 41 puntos en su casillero.

También en la temporada 2017/2018, con Juan Carlos Unzué, la diferencia fue de un punto, con 25 logrados en la primera vuelta y 24 en la segunda que dejaron al equipo en tierra de nadie con 49 puntos sumados al final de la competición.

El bajón fue mucho más pronunciado en la campaña 2016/2017, de 27 puntos a 18. Pero esas cifras están marcadas por el hecho de que los celestes, inmersos en otras dos competiciones -Copa del Rey y Europa League- en las que alcanzaron las respectivas semifinales, lo pagaron en la liga, que por momentos pasó a un segundo plano ante la importancia de los otros dos retos.

En la mejor campaña en puntos en liga desde el regreso a Primera, la de la clasificación para Europa en el curso 2015/2016, el equipo vigués firmó 31 puntos en la primera vuelta y dos menos en la segunda para concluir con 60 en su casillero y volver a obtener billete para competición continental diez años después.

Curiosamente, esa segunda vuelta es mejorada por las de las dos temporadas anteriores, en las que se llegó a los 30, ya mejorando en ambos casos los registros de la mitad inaugural del campeonato. Así, en el irregular primer año de Berizzo, en el que tras empezar bien sufrió una pésima racha que cogió parte de la primera vuelta y parte de la segunda, los 51 puntos finales se dividieron en 21 más 30.

También de menos a más había ido el equipo con Luis Enrique (19 y 30), mientras que, en plena lucha por la salvación como ahora, en el curso 2012/2012 la primera mitad del torneo se saldó con 18 puntos y la siguiente, con 19.

La cifra de puntos más baja de la segunda vuelta son lo 18 del curso 2016/2017, mismo dato que diez años antes, cuando el equipo perdió la categoría en el 2007 tras haber sumado 21 puntos de los primeros 57. En cuanto a la mejor segunda vuelta, fue la de la campaña 2000/2001, con 34 y el premio de la clasificación para Europa.

La máxima distancia entre una primera vuelta y una segunda desde 1999 es de 19 puntos, también en el 2001, pero la más repetida es de uno, en tres ocasiones. Nunca en este período se ha reeditado la misma cifra exacta entre las dos mitades de la competición.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Obligados a invertir la tendencia