El Celta generó unos ingresos de 466,5 millones desde su vuelta a Primera

Siete ejercicios de superávit continuados suponen 97,2 de beneficios en las arcas del club


vigo

En ocho temporadas el Celta romperá con creces el techo de los 500 millones de euros en facturación. El récord de ingresos de la temporada 18/19 cifrado en 10.5,2 millones de euros según las cuentas que serán sometidas a la junta general el 3 de diciembre significan que el club lleva un acumulado desde su regreso a Primera División de 466.504.976 euros. Con superávit en estos siete ejercicios y con una cuenta de beneficios de 97,2 millones.

El Celta desembarcó en Primera después de cinco años en el desierto de Segunda con unos ingresos de 41,8 millones de euros que generaron un superávit de 10,1. A la temporada siguiente llegó el curso con menos ingresos de este periplo (35,5) pero aún así el club fue capaz de sacar 5,2 millones de beneficio.

A continuación llegó el gran salto en materia de ingresos. Por un lado el incremento televisivo y por otro la venta de Santi Mina al Valencia permitieron al conjunto vigués superar la barrera de los cincuenta millones de volumen de negocio por primera vez (53,1). En esa temporada el superávit fue de 14,8 millones. Las cifras de la 15/16 se mantuvieron en unos parámetros similares con dos millones más de ingresos que a su vez generaron 9,8 de beneficio. La televisión ya generó esta temporada 33,2 millones de euros, el 59 % del total.

La campaña 16/17, en la que el Celta jugó las semifinales de la Europa League y la Copa del Rey marca hasta el momento el tope de beneficios con 23 millones de euros en un ingreso total de 96. Ese curso el club recaudó 21 millones por taquillas y abonados, epígrafe en donde están registrados los 16,9 millones que pagó la UEFA por participación en la Europa League, además de 47 millones del operador televisivo de LaLiga. También se computaron 17 millones en venta de jugadores (Nolito).

Al año siguiente, cuando comienza la cuesta abajo deportiva, los números también sufren un retroceso que deja los ingresos en 79 millones de euros (con 12,9 de beneficio). La televisión aportó a la cuenta de ingresos 48 millones mientras que por venta de jugadores se recaudaron 13.

Y en la 18/19 por primera vez el Celta superó la barrera de los cien millones y ingresos (105 con 51 procedentes de la televisión) con el segundo mejor balance en cuanto a ganancias: 21,4 millones.

La entidad acumula inversiones por valor de 116 millones en un lustro, 102 de ellas en futbolistas

El superávit y el nivel de ingresos han permitido al Celta realizar una inversión de 116.927.186 euros a lo largo del último lustro, llevándose 102,4 el apartado reservado a jugadores.

En la campaña 14/15, la primera que aparece reflejada en las cuentas del Celta, el club realizó una inversión de 11 millones de euros, de los que 5,4 fueron a parar al apartado de futbolistas y 5,3 inversión del inmovilizado material, el resto (265.000 euros) se dedicó a comprar la plaza de Segunda B del Celta B, que había descendido deportivamente a Tercera.

En la 15/16 la entidad da un salto en inversiones hasta los 19,8 millones y la práctica totalidad se dedica al apartado deportivo (19,4 frente a 421.028 euros dedicados a inversión).

Esta diferencia entre los dos apartados se mantiene en parámetros similares en el resto de la gráfica. En la 16/17 el club dedica 12,7 millones a inversión de jugadores y 2,4 a inmovilizado material con una suma global de 15,1 millones. Un ejercicio después la cifra de inversión alcanza los 27,5 millones, con 23,1 para el apartado de jugadores y 4,4 para el resto. El curso pasado (18/19) la inversión en el apartado balompédico se disparó hasta los 41,6 millones frente al 1,6 del inmovilizado material (con un total de 43,3).

Otro aspecto a tener en cuenta en el incremento del patrimonio neto (el balance de situación es la diferencia efectiva entre el activo y el pasivo) de la entidad en el mismo espacio de tiempo que se ha disparado hasta el 234 % pasando a ser a 30 de junio de 90.355.789,25 euros, más de 20 millones más con respecto al mismo período del año anterior.

En la campaña 14/15 el patrimonio neto era de 27 millones, un año después alcanzó los 35, en la 16/17 dio el salto hasta los 58,1, pasando a continuación a los 70 y ahora a los 90.

En este aspecto tiene mucho que ver que el Celta no repartió dividendos, ya que los 81 millones de euros generados en superávit en este tiempo fueron capitalizados en su totalidad, «lo que permite a la sociedad asumir ambiciosos retos futuros con la solvencia necesaria para llevarlos a cabo», indica la memoria económica de la sociedad celeste.

Por otro lado la eficacia operativa (que mide la viabilidad futura de un club o empresa) se sitúa en el 56 %, a un paso «del umbral de la excelencia».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Celta generó unos ingresos de 466,5 millones desde su vuelta a Primera