Jonathan Vila, frente al club de su vida doce años después

m. v. f. VIGO / LA VOZ

GRADA DE RÍO

Oscar Vázquez

El excéltico, actualmente en el Coruxo, vivirá el derbi desde el lado verde por primera vez

30 oct 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

El partido del sábado frente al Celta B es especial para Jonathan Vila «por todo lo vivido», subraya el canterano del equipo vigués. En su día jugó el derbi contra el Coruxo desde el lado celeste y ahora, doce años después de su último partido con el filial y si unas molestias que viene arrastrando no se lo impiden, se dispone a disputarlo con la camiseta verde.

Si echa la vista atrás, al porriñés se le agolpan los recuerdos cuando se le menciona la etapa del Celta B. «Recuerdo incluso la primera convocatoria y los primeros minutos que tuve aún siendo juvenil. Son cosas que se te quedan grabadas para siempre», admite. Se refiere a un partido del 8 de abril del 2004, cuando con 17 años Javier Maté le dio 17 minutos entrando en el lugar de Jonathan Aspas.

Más allá de eso, rememora «muchos partidos y, aparte de los de competición, recuerdo lo que suponía jugar un amistoso contra el primer equipo, una ilusión tremenda». También le vienen a la cabeza nombres de compañeros de aquella época y revela que con muchos ha seguido teniendo relación a lo largo de los años. «Hay jugadores como Richy, Yavhé, Jesús Varela o Mateo -con quien se ha reencontrado en el Coruxo- con los que he mantenido el contacto, y también con los que subieron conmigo al primer equipo», recalca.