El Celta despierta a sus fantasmas

El equipo vuelve a cometer errores que parecía superados y también reincide en los de siempre


Vigo / la voz

El Celta sufrió una nueva derrota, prolongando su pésima racha a domicilio y sus también desoladores números cuando el campo que visita es Mendizorroza. Pocas conclusiones positivas se pudieron sacar de un partido en el que el equipo aspiraba a encadenar dos triunfos y se encontró con un tropiezo que le deja a las puertas del descenso y habiendo reincidido en los errores habituales e incluso en algunos que parecía que se habían corregido en los últimos tiempos.

Once

Jorge Sáenz y Juncà como novedades, Costa después

Escribá introdujo dos cambios en el once con respecto al equipo que había ganado al Athletic Club antes del parón y las dos fueron en defensa. El cansancio de Néstor, que se quedó fuera de la lista tras jugar 180 minutos con su selección, dio paso a Jorge Sáenz, mientras que en vez de Olaza entró David Juncà en su debut esta temporada. Las circunstancias hicieron que sobre la marcha hubiera que introducir una modificación más en la línea de cuatro, pues Hugo Mallo llevaba toda la semana con molestias y sus isquios dijeron basta antes de finalizar la primera parte. Entró así para sustituirle el central David Costas y actuar en el lateral derecho, posición que no le es completamente ajena al de Chapela pero en la que tampoco acostumbra a jugar. El equipo solo cometió cinco faltas en todo el partido.

Racha

Una victoria en los últimos seis partidos

El Celta lleva dos victorias en nueve partidos de Liga (ambas en Balaídos) y solo un triunfo en los últimos seis encuentros del campeonato. Desde el anterior parón de Liga, tras la jornada tres en el mes de septiembre, el equipo ha cosechado tres derrotas, dos empates y el triunfo de la jornada anterior. Es un bagaje de cinco puntos de los últimos 18 que se han puesto en juego. Fuera de casa, los celestes llevan en esta temporada dos empates y dos derrotas.

Sequía goleadora

Solo dos tiros a puerta

El Celta firmó ayer un total de 14 tiros, dos más que su rival, pero sin embargo solo dos fueron a puerta, por cinco del Alavés, que logró dos goles. Por más que Escribá ha reconocido en varias ocasiones que al equipo le fallan los últimos metros y que necesita generar más ocasiones para poder marcar más goles, no se aprecia mejora alguna en este aspecto. Los vigueses solo llevan cinco goles a favor en la presente temporada y sus dos victorias fueron por la mínima.

Estrategia

De nuevo un gol a saque de córner

Uno de los aspectos que parecía que había mejorado en el equipo con Fran Escribá al frente este curso era la defensa del balón parado. Incluso en la previa del parido el entrenador se animó a detallar cómo lo planteaban, asegurando que los rivales ya lo tenían estudiado y no les iba a revelar nada nuevo. Pero ayer el equipo volvió a caer en los mismos errores y uno de los dos goles del Alavés llegaba fruto de una acción de estrategia despertando de nuevo los fantasmas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Celta despierta a sus fantasmas