El Celta maquilla un mal partido en el minuto 95

Los vigueses no estuvieron a la altura y salvaron un punto gracias a un gol de Santi Mina in extremis


Vigo

Santi Mina salvó un punto para el Celta en el minuto 94 en un partido que comenzó siendo un monólogo del Celta, pero en el que los celestes desaprovecharon sus oportunidades en el primer período y acabaron pagándolo caro. Sin hacer demasiado méritos para ganar, a punto estuvo de hacerlo el equipo de David Gallego en un mal partido por parte de ambos equipos que se saldó con un empate que Balaídos celebró en el último suspiro.

Once

Beltrán por Okay y los mismos 10 del Meotropolitano

El hecho de que Escribá dejara fuera de la convocatoria a Okay implicaba al menos un cambio en el once y fue la entrada de Beltrán en su lugar. Los otros diez fueron los mismos que habían sacado un punto en el Metropolitano, aunque esta vez de regreso al 4-4-2, con Rafinha jugando por la derecha y Denis Suárez por la izquierda y Beltrán acompañando a Lobotka. El cuarteto defensivo volvió a estar formado por Araujo y Aidoo como centrales y Mallo y Olaza en los laterales, con Aspas y Santi Mina como pareja de atacantes.

Primera mitad

Dominio estéril en los primeros 45 minutos

El Celta salió con el claro objetivo de hacerse con el dominio del balón y convertirse en el dueño del partido. Lo logró desde el primer momento y la primera media hora fue un monólogo de posesión, aunque les faltó profundidad a los celestes, que apenas generaron ocasiones. La primera la tuvo Iago Aspas a balón parado con una falta que se le marchó alta, y después Santi Mina cabeceó fuera un gran centro de Olaza. Rafinha y Araujo dispusieron también de opciones. El Espanyol, que creció con el paso de los minutos, se dedicaba a mantenerse bien colocado, con presión alta y juntando las líneas, consiguiendo el objetivo de que al Celta le costara llegar al área rival.

Desventaja

Mazazo nada más empezar la segunda parte

El Celta se encontró con el gol que ponía por delante al Espanyol nada más comenzar la segunda parte y el equipo vigués se vino completamente abajo. Se vio a un Celta durante muchos minutos desesperado, incapaz de llegar a la portería rival, sin juego por bandas y superado por un conjunto rival que también estuvo lejos de firmar una buena actuación en Balaídos, pero que estando por delante en el marcador tuvo dos buenas ocasiones para hacer el 0-2 de no ser por dos buenas intervenciones de un Rubén que sigue a un gran nivel.

Desenlance

Estreno goleador de Santi Mina en el último suspiro

Cuando el partido parecía ya perdido para el Celta, que pese a estar solo a un tanto de sumar parecía muy lejos de conseguirlo ya que no le salía nada, apareció Mina para lograr su primer gol de la actual etapa en el equipo. Salvaron un punto que deja buen sabor de boca tal y como fue el partido pero que no hubieran firmado los vigueses antes de comenzar. Cuatro de doce para los célticos en casa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Tags
Comentarios

El Celta maquilla un mal partido en el minuto 95