Mos arma un sistema para expropiar fincas para el Celta incluso sin acuerdo

El club no tendrá que negociar los precios y podrá ocupar los terrenos antes de pagarlos


Vigo

El Concello de Mos ha elegido el sistema de expropiación directa para que el Celta pueda hacerse con los terrenos que le permitan construir su ciudad deportiva y el centro comercial. Con esta fórmula será el Concello mosense el encargado de llevar a cabo la expropiación, incluso sin acuerdo, a través de una tasación conjunta. Su aprobación significará que los 980.448 metros cuatros afectados pasarían a ser de titularidad pública y a renglón seguido el Celta concurriría a un concurso público en el que se disputaría la concesión con otros posibles licitadores.

La expropiación directa implica también que la decisión afecta a todos los terrenos señalados, que se pagarán al mismo precio (por euro/metro cuadrado). Los propietarios que no estén de acuerdo siempre pueden recurrir a los tribunales, pero de entrada se irá a una tasación conjunta. Este sistema es muy interesante para el Celta, ya que permite que los terrenos se ocupen incluso antes de pagarlos. Esto salvaría muchos trámites en un expediente ya de por sí complejo como es la modificación puntual de un Plan Xeral de Ordenación Municipal.

Para que este tipo de expropiación se pueda llevar a cabo la obra en cuestión debe ser considerada de interés público, un aspecto en donde puede residir gran parte de la batalla jurídica una vez que el Concello de Mos, con mayoría del Partido Popular, apruebe en el pleno del próximo lunes la Modificación Puntual del PXOM, ya que el proyecto estará promovido por una entidad privada, en este caso el Celta.

Para justificar el título de utilidad pública, el texto de la modificación propuesta apunta que la apuesta del Celta «supón unha extraordinaria oportunidade para o desenvolvemento económico e a localización de emprego no municipio», así como equipamientos e infraestructuras. En concreto el informe habla, señalando al estudio económico financiero, de la creación de unos 2.000 empleos y una inversión de unos 200 millones de euros de los 41 serían en materia de obra pública. La modificación significa esencialmente el cambio de suelo rústico (que los montes de Tameiga tienen en la actualidad) a urbanizable para que las obras se puedan llevar a cabo.

El texto de la modificación del plan urbanístico de Mos especifica que «para a execución do sector de solo urbanizable delimitado na presente MP [modificación puntual] e dos sistemas xerais adscritos ao mesmo establécese como sistema de actuación o sistema directo de expropiación, mediante o cal a administración obtén a propiedade de todos os bens e dereitos incluídos no polígono e executa as obras de urbanización». Para los redactores del proyecto, ese sistema es «o único que permitiría garantir a súa execución e a consecución dos obxectivos establecidos no planeamento».

El proyecto hace referencia a la extensión de la superficie y al número de propietarios que tiene ese espacio «o que determina a extrema dificultade (por non dicir a material imposibilidade) da xestión mediante os sistemas de cooperación, compensación ou concerto». Porque las 98 hectáreas que tiene el sector aludido, de las cuales más de 60 son urbanizables, corresponden a 1.302 fincas de propiedad particular con una superficie media de 753 metros cuadrados, aunque dos tercios no llegan a 500.

El segundo punto atañe directamente a los montes en mano común que ostenta la comunidad de montes de Tameiga, indicando que «a presenza de montes veciñais en man común non constituiría un obstáculo para a execución do planeamento mediante o sistema de expropiación, pois tales montes, de titularidade privada, poden ser tamén expropiados» conforme a la ley y por interés público.

El informe concluye que expropiar es compatible con la participación de la iniciativa privada, en referencia al Celta.

La reunión con los vecinos de Tameiga abre el calendario

Durante seis días la Modificación Puntual del PXOM de Mos va a ser el centro del debate. Para hoy está convocada una reunión de la alcaldesa Nidia Arévalo con los vecinos de la parroquia de Tameiga afectados (en el Multiusos de As Pozas a las ocho de la tarde) y mañana será en el mismo escenario con toda la población de Mos. También para el miércoles está señalada una junta de portavoces en el Concello previa al pleno del próximo lunes día 30 de septiembre.

El Concello y el club pactaron que este elaborase y pagase el cambio en el plan urbanístico municipal

La elaboración y el pago de los trabajos para la redacción de la modificación puntual del PXOM corren a cargo del Celta según consta en el convenio firmado por el club, por parte de Carlos Mouriños, y el Concello de Mos, representado por Nidia Arévalo, el pasado 14 de agosto del presente año.

El compromiso de la sociedad deportiva aparece en dos puntos del documento. En el apartado «xustificación do convenio» se indica que «o RC Celta manifesta a súa disposición a prestar a súa colaboración ao Concello comprometéndose, a tal fin, a elaborar a sua costa e poñer a disposición municipal unha proposta de Modificación Puntual do PXOM que, con estrito axuste ao marco normativo de aplicación e baixo a dirección do Concello como titular da potestade de planeamento, permita o encaixe desta actuación no planeamento».

En el apartado tercero del mismo convenio, y en donde se recogen las obligaciones del Celta, vuelve a aparecer casi el mismo texto, pero ampliado en dos puntos más. El primero de ellos indica que la sociedad deportiva debe «redactar todos os documentos e realizar os estudios ou traballos, de natureza urbanística, ambiental ou sectorial, que sexan requeridos para a formulación, tramitación e aprobación da modificación puntual, correndo tamén o RC Celta con todos os gastos ca súa redacción comporte».

Del mismo modo, el Concellos se garantiza en el documento que el club «comprométese a realizar as actuacións necesarias para procurar alcanzar a condición de beneficiario ou concesionario do sistema de expropiación nos termos e condicións establecidos na lexislación vixente, y máis específicamente a presentarse, en pública concorrencia, ao procedemento de licitación que a tal fin deberá convocar o Concello».

 

;
Los capitanes del Celta visitan las obras de la ciudad deportiva en Mos Hugo Mallo, Iago Aspas y Sergio Álvarez conocieron de primera mano el desarrollo de los trabajos

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
19 votos
Tags
Comentarios

Mos arma un sistema para expropiar fincas para el Celta incluso sin acuerdo