El Lazio de Simone Inzaghi, una escuadra de autor


VIGO / la voz

Como cada mes de agosto, el Celta abre las puertas de su casa para disputar el Memorial Quinocho. Conjuntos como el Mainz o Udinese ya se midieron al cuadro vigués en el conocido torneo estival. El invitado de esta edición es el Lazio. La plantilla dirigida por Simone Inzaghi visita Vigo para disputar el primer partido en el césped de Balaídos, lo que es sinónimo de últimos preparativos antes del inicio liguero.

Desde su llegada al banquillo en abril del 2016 por la destitución de Stefano Pioli, Simone Inzaghi -ex delantero lacial y hermano de la leyenda rossonera «Pippo» Inzaghi- aterrizó sin experiencia en el fútbol profesional ya que dirigía al equipo Primavera. Eso sí, llegó para quedarse y afronta su cuarta temporada completa al frente de uno de los grandes del calcio italiano. Simone se retiró en la Lazio, lugar en el que empezó su carrera como entrenador y todavía permanece.

Inzaghi ha ido modelando la plantilla durante estas temporadas y en el actual mercado de fichajes ha incorporado cuatro futbolistas -Jony (ex del Alavés), Lazzarri, Denis Vavro y Adekanye- con un gasto de unos 23 millones de euros. La inversión es discreta para los tiempo que corren pero la Lazio no se caracteriza por realizar grandes desembolsos. El atractivo deportivo que propone Simone se antepone a lo económico, y los dos títulos conseguidos hasta ahora en la era Inzaghi son el principal aval del técnico. Una Supercopa frente a la Juventus y una Copa de Italia este mismo año contra el Atalanta son el resultado de su buen hacer. De todos modos, la espina clavada del conjunto es estar a la sombra de la Roma y no acceder a Liga de Campeones desde la temporada 2014/2015, aunque la consecución de la Copa parece haber reavivado las esperanzas.

Los capitalinos presentan un esquema prácticamente inamovible para Inzaghi: un clásico en el calcio como el 3-5-2. La importancia de esta formación recae en las bandas con dos carrileros con amplitud, recorrido y calidad en situaciones de ataque como son Lulic y Marusic. Otro apartado clave del sistema son las figuras del medio del campo, en especial Lucas Leiva y Milinkovic-Savic, quienes aportan equilibrio y dureza a la medular. A partir de ahí a Simone le gusta contar con jugadores con una chispa de creatividad, aquellos que marcan la diferencia en los últimos metros y a los que les da una mayor libertad a partir de tres cuartos de campo. Estos futbolistas son Joaquín Correa, Ciro Immobile y el ex sevillista Luis Alberto, tres antiguos conocidos por jugar en la liga española, al igual que el ariete ecuatoriano Felipe Caicedo. En definitiva, pretende afianzar la zaga con una línea de tres y otro trío de mediocentros de corte más defensivo por delante, dar libertad a las bandas con carrileros amplios y apostar por la calidad en la parte de arriba.

La estrella del equipo lacial es el hispano-serbio Sergej Milinkovic-Savic. Aunque el mediocentro de 24 años completó una temporada irregular, su rendimiento hace dos años sigue valiendo para estar en las agendas de gigantes de Europa como el Manchester United. Aun así, desde la prensa italiana indican que la renovación con la Lazio está a punto de ultimarse. Además, visitará Balaídos el antiguo bético Riza Durmisi. El danés fue el principal pretendiente a ocupar el lateral izquierdo en el pasado mercado invernal, aunque finalmente llegó Lucas Olaza.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El Lazio de Simone Inzaghi, una escuadra de autor