Iago Aspas, cuyo golpe hizo saltar las alarmas, sufre un traumatismo que le tendrá parado unos días

«Una contusión me hará perder unos días para volver a tope con mis compañeros», comentó el moañés


Vigo

Iago Aspas estuvo un cuarto de hora sobre el campo. En uno de los primeros ataques del conjunto vigués su rodilla derecha chocó contra la del central Rapp y el moañés quedó tendido en el suelo dando muestras de evidentes síntomas de dolor. Acto seguido los servicios médicos del Celta le trataron sobre el campo y le acompañaron en su salida del terreno de juego tras pedir el campo el doctor García Cota.

Iago fue sustituido en el minuto 19 por el catoirense Iker Losada y se pasó el resto de la primera parte viendo el partido desde el banquillo con un semblante serio. Sin embargo el susto parece que se puede quedar en golpe. El Celta informó en un escueto comunicado después del partido que «el canterano celeste sufre un fuerte traumatismo en su rodilla derecha, mucho más doloroso de lo habitual al estar afectado un nervio de la articulación» y el propio jugador utilizó sus redes sociales para tranquilizar a todo el mundo al indicar que «una contusión me hará perder unos días para volver a tope con mis compañeros».

De entrada, lo lógico será que descanse el martes ante el Tenerife en Melgaço y en función de su estado pueda estar el sábado ante el Lazio en Balaídos. Todo dependerá de cómo evolucione en las próximas horas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Iago Aspas, cuyo golpe hizo saltar las alarmas, sufre un traumatismo que le tendrá parado unos días