El Celta tacha la reforma de Río Bajo realizada por el Concello de Vigo de «inadmisible e intolerable»

El club expresa su indignación y pide al Concello de Vigo que rectifique


Vigo

El Celta ha respondido al Concello, que este mediodía acusaba al club vigués de una «actitude obstruccionista» en la colocación de los asientos de Balaídos. La entidad manifiesta su «incredulidad por la forma en la que el Concello de Vigo quiere eludir su total y absoluta responsabilidad en la incalificable reforma que ha realizado de la Grada de Río Bajo».

El Celta considera que la actuación del Concello en esta grada ha desembocado en «una disposición de los asientos inadmisible por el perjuicio que causa a abonados y aficionados». El club recuerda, asimismo, que «se mantiene completamente al margen de las actuaciones del Concello en el estadio desde hace varios años, cuando comprobó y sufrió el incumplimiento sistemático de fechas y proyectos», en relación a la acusación de los responsables municipales de que no se responde a sus comunicaciones.

Repite el club el adjetivo de «inadmisible» cuando lamenta que «que el Concello intenta culpar al club de su desastrosa actuación en Río Bajo alegando que le presentó el proyecto de reforma en su momento, tal como ha comunicado esta misma mañana como única respuesta a la exigencia del RC Celta de que subsane las deficiencias detectadas».

El Celta insiste en que «lleva varios años al margen de estas actuaciones, por lo que es intolerable querer achacar al club su propia incapacidad, máxime cuando tiene su alcance corregir su error». Además, la entidad expresa su «profunda preocupación e indignación por la disposición, el diseño y el tamaño de los asientos de la Grada de Río Bajo».

Indican que al comprobar el resultado de esta actuación municipal, hace más de dos semanas, remitieron al Concello un escrito en el que solicitaban que se subsanen y corrijan «de inmediato» las deficiencias detectadas, que, aseguran, «afectan de manera grave a la confortabilidad de abonados y aficionados» sin haber recibido respuesta alguna hasta esta mañana.

El Celta expone que ha constatado que, entre otras deficiencias, «el espacio entre las filas de los asientos instalados por el Concello es total y absolutamente insuficiente para garantizar la mínima comodidad exigible para abonado», algo que queda patente con fotos compartidas por aficionados que han podido visitar el estadio esta mañana. Además, agregan, se ha reducido el número de asientos y cambiado su disposición, «lo que obliga a la reubicación de una gran cantidad de abonados, muchos de ellos con una gran antigüedad».

El Celta explica que citó esta mañana en el estadio a representantes de las peñas para que pudiesen comprobar por sí mismos el resultado de la actuación del Concello e informarles sobre las gestiones realizadas por el club para tratar de que se subsanen las deficiencias. «El club desea que, por el bien de los abonados y aficionados celestes, los responsables de esta lamentable actuación rectifiquen y ofrezcan soluciones».

En caso de que no se hagan esas rectificaciones, el Celta avanza que informará «puntualmente sobre las medidas a adoptar, salvaguardando siempre los intereses de los abonados y aficionados». Además, con el objetivo de canalizar todas las posibles dudas o reclamaciones relacionadas con esta situación, el club ha habilitado un apartado específico en Escoitamos, el servicio de atención al aficionado del RC Celta (www.escoitamos.rccelta.es).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Tags
Comentarios

El Celta tacha la reforma de Río Bajo realizada por el Concello de Vigo de «inadmisible e intolerable»